Por: Johan Umaña V. 4 noviembre, 2014

El morado Diego Estrada pelea por el balón con el generaleño Luis Carlos Barrantes, en la goleada por 4-1 de Saprissa en su casa. | RAFAEL PACHECO
El morado Diego Estrada pelea por el balón con el generaleño Luis Carlos Barrantes, en la goleada por 4-1 de Saprissa en su casa. | RAFAEL PACHECO

La goleada que los suplentes morados le propinaron la semana pasad al Pérez Zeledón, por 4-1 en la Cueva , dan para que el Saprissa se ilusione con conquistar los tres puntos y mantenerse vigente en la pelea por el liderado del presente Torneo de Invierno.

Pero la faena, que será mañana desde las 3 p. m., tampoco pinta tan fácil con viaje al sur de por medio y con la suposición de que el entrenador generaleño Daniel Casas –quien asumió el pasado martes– ya debería haber tenido tiempo para elevar el espíritu combativo de los Guerreros .

Para la S más que si Pérez Zeledón ya arregló, o no, sus problemas caseros, lo que importa es conseguir la victoria para apañar la crisis que se le quiere reiniciar con la derrota del domingo ante Herediano, y a la vez aprovechar que sus dos rivales directos por el liderato, el Team y Alajuelense, se enfrentan en la noche en el Morera Soto.

Es, entonces, jornada de seis puntos en la cima del Invierno. Saprissa, que por ahora tiene 31 unidades, puede llegar al clásico de este domingo, en el Estadio Nacional, a uno, cuatro, o siete puntos de la Liga. Siempre con un partido más que el el conjunto erizo.

El equipo tibaseño viajará a las 3 p. m. a Pérez Zeledón para concentrarse en la noche. Ayer no se reportaron jugadores lesionados después del juego en Heredia.