De los últimos 30 tantos que recibieron los morados, 10 fueron por errores

Por: Miguel Calderón S. 22 enero, 2015
Guzmán toca el balón con su mano; el árbitro pitará penal y el morado será expulsado. La jugada nació en un mal pase de Soto. | RAFAEL PACHECO
Guzmán toca el balón con su mano; el árbitro pitará penal y el morado será expulsado. La jugada nació en un mal pase de Soto. | RAFAEL PACHECO

En el fútbol nadie está exento de cometer errores, sin embargo, cuando las fallas son constantes y groseras, por lo general, llegan a costar muy caro.

La defensa del Saprissa lo sabe muy bien pues uno de cada tres goles que recibe el equipo son por yerros de bulto de sus propios zagueros.

Así lo comprobó La Nación luego de analizar los últimos 30 goles recibidos por el Monstruo , en los que 10 fueron por equivocaciones graves en despejes o pases malos en salida.

De esos diez descuidos, cinco se originaron por una mala salida del equipo, cuatro por malos despejes y uno por jugar de forma incorrecta el fuera de juego.

El más reciente despiste fue el del defensor Keylor Soto en el juego del pasado domingo ante AS Puma en el que entregó mal un balón y dejó al delantero sureño Jeffrey Montoya de cara al gol y sin marca alguna.

La acción al final desencadenó la mano en el área de David Guzmán, la expulsión del volante y el gol en contra.

En el pasado torneo de Invierno, la historia fue similar.

Producto de sus desatenciones, Saprissa fue el equipo más goleado entre los cuatro equipos tradicionales y el sétimo con más tantos encajados en general, según datos de Unafut.

Si se cuenta la fase regular y las semifinales, solo en el certamen anterior, la S permitió 32 anotaciones en 26 partidos, lo que representa un promedio de 1,2 goles por compromiso.

Para el defensor y capitán Gabriel Badilla, las fallas del plantel en la parte baja es uno de los aspectos a pulir para el Verano.

“Cuando se habla de la labor de los defensas por lo general hay más exigencia. La zaga es algo que se trabaja día a día, que se habla y se conversa en el grupo para corregir, siempre van a haber errores, lo importante es que se cometan menos partido a partido. Por dicha hemos tenido la certeza de remediarlos”, comentó.

Mientras, el técnico Jeaustin Campos le resta importancia a los problemas en su línea defensiva pues asegura que son confusiones normales de un juego.

“Me parece que la defensa hizo un juego casi perfecto contra AS Puma. Fue un jugada desafortunada en la que no estamos exentos de fallas, no nos vamos a alarmar pero sí lo vamos a conversar, queremos una salida limpia y minimizar los riesgos”, expresó.

Para el arquero Danny Carvajal, el grupo está consciente que estas distracciones no se pueden volver a producir. “Los errores son comunes pero tenemos claro que no podemos fallar más. Lo del domingo creo que fue una confusión de Keylor pero luego él demostró confianza y fue sereno en el resto de partido. Lo importante es que remontamos”, finalizó.

infografia