Por: José Pablo Alfaro Rojas 25 febrero
El volante Ulises Segura puso en ventaja a Saprissa ante San Carlos a los once minutos de juego.
El volante Ulises Segura puso en ventaja a Saprissa ante San Carlos a los once minutos de juego.

El premio fue demasiado grande para los morados. El equipo anfitrión materializó una victoria que le debe saber a gloria, pues por lo visto en la cancha, el resultado debió ser distinto.

San Carlos fue superior en el primer periodo, y en el segundo, cuando Saprissa equiparó las acciones, la dinámica del cotejo se tradujo en el juego de ida y vuelta y acciones en ambas porterías, aún con los norteños como equipo dominador.

Muy distinto a lo que sucedió en el duelo frente a Pachuca, esta vez Saprissa no perdonó en el último cuarto de cancha y más bien fue este punto el que le permitió sacar petroleo en casa, con un Colindres determinante para la victoria de su equipo.

En la etapa inicial, San Carlos fue amo y señor del duelo.

La premisa norteña de trasladar el balón de pie a pie y romper la retaguardia rival con finos trazos a la espalda de los volantes, hizo que la S luciera desarmada al menos seis veces.

Los Toros acribillaron al equipo morado, endeble en sus intentos de frenar los embates rápidos y los movimientos certeros de los mediocampistas.

A la movilidad de Álvaro Sánchez se sumó el buen tino de Cristian Chaves para abrir los espacios y la entrega y inteligencia de Johnny Woodly para hacer sufrir a los defensores.

Saprissa recibió un premio que no refleja la realidad del cotejo, cuando Daniel Colindres cobró un tiro libre al área que Ulises Segura mando a la red con un certero cabezazo al 12'.

El equipo norteño mantuvo la intensidad y la presión arriba en busca del empate. Sánchez insistió con la media distancia en tres oportunidades pero sus remates salieron desviados.

Chaves y Woodly también lo intentaron con sendos remates y los volantes-laterales se encargaron de lanzar centros al área que no encontraron un receptor que cerrara la pinza.

Al final, a revolcones, Saprissa sostuvo su ventaja, pese al buen juego de su adversario.

En la complementaria, San Carlos fue igual de agresivo, pero esta vez tuvo en frente un equipo mucho más astuto, que al darse cuenta de los riesgos tomados por el visitante, apostó por los contragolpes y las triagulaciones rápidas en ataque.

El juego se convirtió en una lucha sin tregua, con la verticalidad norteña por las bandas y los centros cruzados que pusieron a temblar a las gradas.

En contraparte de un Saprissa que optó por lanzar pases largos en busca de la velocidad de Colindres y Angulo, las principales armas en zona ofensiva.

Un juego con emociones, dinámica y oportunidades para anotar en ambas porterías.

Despues de una buena tapada del arquero de San Carlos Román Arrieta a Colindres y un claro centro a ras de piso de Chaves que se quedó muy corto, apareció la segunda anotación.

Una buen pase filtrado que no pudo cortar el lateral Jonathan Zarate acabó en pies de Colindres, de nuevo determinante cuando más lo necesita la S; el futbolista definió con buen disparo al minuto 80 del cotejo.

De inmediato, respondió el equipo visitante. Esta vez en pies de Woodly, verdugo de los morados y que obligó a observar un cierre de infarto tras abombar las redes al 83', cuando quedaba poco tiempo de respuesta.

En el cierre, San Carlos insistió pero no le alcanzó. Saprissa sumó tres puntos de oro.

Alineaciones

Saprissa: Aarón Cruz, Jordan Smith, Dave Myrie, Adrián Chévez, Jorman Sánchez, Ulises Segura, Jeikel Medina, Anderson Leite, Kevén Alemán, Anllel Porras y Daniel Colindres.

San Carlos: Román Arrieta, Jonathan Zárate, Jorge Ramírez, Álvaro Aguilar, Pablo Solano, Jake Beckford, Javier Loaiza, Cristian Chaves, Richard Castañeda, Álvaro Sánchez y Johnny Woodly.