Por: Miguel Calderón S., Fiorella Masís 25 noviembre, 2015
Ariel Rodríguez (der.) celebró su anotación con los demás jugadores del Saprissa en el juego ante Carmelita.
Ariel Rodríguez (der.) celebró su anotación con los demás jugadores del Saprissa en el juego ante Carmelita.

Saprissa ratificó este miércoles en la noche su firme intención de darle caza al Herediano en la segunda posición de la tabla.

La S necesitó de 21 minutos en el juego ante Carmelita para amarrar tres puntos más, llegar al tercer lugar del Invierno y acercarse aún más a la clasificación a semifinales.

Fue un juego realmente sencillo para los morados; una victoria en la Cueva con tintes de goleada y con un cuadro local que parece dar señales de mejoría y confianza en este cierre.

Sin contratiempos y muy rápido en el compromiso, el Monstruo se deshizo de un equipo carmelo que regaló muchos espacios en los primeros minutos y que al final lo pagó caro.

El cuadro de Carlos Watson superó con prontitud la resistencia verdolaga y apenas en el minuto cuatro abrió el marcador con el tanto de Daniel Colindres de cabeza, tras un cobro de esquina de un Bustos Golobio que regresó al once titular ante la baja de Guzmán.

Saprissa no marcaba un tanto con táctica fija desde hace once juegos, desde el 20 de setiembre anterior cuando Francisco Calvo le marcó a Limón de cabeza en un tiro libre.

Para ampliar más la pizarra, 17 minutos después apareció el goleador morado y del campeonato nacional: Ariel Rodríguez.

El encendido atacante aprovechó un gran servicio de Daniel Colindres para fusilar de cabeza al arquero Víctor Bolívar.

Lo de Ariel en este Invierno es notable y de aplaudir, pues en 18 juegos el delantero ha marcado la misma cantidad de anotaciones, superó a Erick Scott e igualó a Christian Lagos como máximos anotadores en un torneo corto.

El ariete le da a Saprissa solvencia en ataque y goles en momentos determinantes que definen posiciones e incluso determinan el destino de un equipo en una eventual semifinal.

Ya en el primer tiempo, el juego estaba liquidado, máxime porque Carmelita no mostraba respuesta en la cancha y más bien fueron los locales los que estuvieron a punto del tercero.

En la segunda mitad, la tónica fue la misma, con un Saprissa volcado al frente y en busca de un 3-0 que le diera más calma, diana que encontró en el minuto 68, otra vez por medio de su depredador. Ariel y ese olfato insaciable culminó dentro del área una gran jugada elaborada con buen trato de balón.

De nuevo, fue Daniel Colindres quien asistió al atacante.

Los morados se dieron el lujo de hasta darle un poco de descanso en el complemento a jugadores como Juan Bustos Golobio, Christian Bolaños y el propio Rodríguez para darle minutos a Escoe, Estrada y Ramírez.

La S repunta en el Invierno y ahora tiene en la mira al Team.