Tendría la delantera más goleadora y lazaga menos vencida en una primera vuelta

Por: Daniel Jiménez 9 septiembre, 2016
Jimmy Marín es presionado por el defensor morado Adolfo Machado.
Jimmy Marín es presionado por el defensor morado Adolfo Machado.

La defensa de Saprissa tuvo grietas en el primer partido del Invierno, al permitir tres goles de San Carlos, aunque ese día su delantera se lució, al concretar tres dardos.

Por eso, vino la autocrítica por lo malo y lo bueno, el trabajo fuerte y hoy, casi dos meses después de ese juego, el Monstruo está cerca de tener su mejor zaga y delantera en una primera vuelta desde que se instauraron los torneos cortos.

A partir de ese momento, la retaguardia se convirtió en un muro, al punto que solo ha encajado tres dianas más en los nueve encuentros siguientes, lo que la tiene a las puertas de ser la zaga tibaseña menos vencida desde el 2007, cuando se crearon los torneos cortos en el país.

Desde aquel momento, la más sobresaliente en los primeros 11 encuentros fue la del Invierno 2011, que permitió ocho tantos, es decir, dos más que ahora.

Otra marca que los dirigidos por Carlos Watson pueden romper este domingo en Liberia sería la del plantel más goleador del Saprissa.

La planilla actual contabiliza 23 anotaciones en 10 juegos. La más anotadora en una primera vuelta fue la del Verano 2008, que firmó 24 dianas.

En el camerino confiesan que no llevan estos registros, aunque los motiva saber que pueden establecer récords.

“La confianza que tenemos nos va a ayudar a implantar marcas y queremos seguir por ese camino, ganando y cosechando más valores en el grupo para el bienestar de todos”, comentó el volante Marvin Angulo.

Para el portero Danny Carvajal, la clave es que desde el primer momento decidieron ser más efectivos, aspecto en el que fallaron al cierre del Invierno 2016, cuando fueron eliminados en semifinales por Alajuelense.

“Hemos empezado a corregir cosas positivamente, es mejor hacerlo ganando que con otro resultado. Los récords quedan aparte, lo importante es quedar campeones; lo tenemos claro porque de nada sirve ser líderes 22 fechas, si no levantamos la copa”, citó el arquero.

En criterio de Carvajal, un aspecto fundamental es el grueso de la planilla, pues vive una ardua rivalidad, entrenamiento tras entrenamiento.

“Estos números se deben a la competencia dentro del camerino. Todos queremos minutos y, por eso, intentamos hacerlo de la mejor manera posible”, concluyó el cancerbero.

Los morados visitarán al Municipal Liberia en el cierre de la primera vuelta, este domingo a las 4 p. m. en el Estadio Edgardo Baltodano Briceño.

Etiquetado como: