Remontada en el Estadio Azteca no se vio ni cerca para el conjunto tibaseño

Por: Esteban Valverde 5 marzo, 2015
El saprissista David Guzmán batalla por la pelota contra el americanista José Guerrero, quien ayer anotó el primer gol de los locales. | IMAGO7
El saprissista David Guzmán batalla por la pelota contra el americanista José Guerrero, quien ayer anotó el primer gol de los locales. | IMAGO7

Saprissa fue a México a cumplir con el compromiso de vuelta, pero nunca estuvo ni cerca de limpiar su honor; ese que perdió en su casa, cuando salió derrotado 0 a 3 frente al América .

La S cayó 2 a 0 en México y al final perdió 5 a 0 en el global.

El equipo tibaseño fue muy diferente al que jugó hace ocho días en el Ricardo Saprissa.

Jeaustin Campos planteó un partido defensivo, con el afán de buscar alternativas por medio del contragolpe.

El orden atrás, con una línea defensiva de cinco, le generó al plantel morado no pasar muchos problemas, a pesar de que en la primera parte con uno fue suficiente para terminar de enterrar cualquier ilusión.

Durante la inicial, Saprissa se olvidó de atacar y jugaba como si no perdiera en el global. Los únicos tres remates que hizo fueron de larga distancia, con poca opción de marcar.

Al 3’ Andrés Imperiale fue el que más cerca estuvo, cuando remató de zurda después de la media cancha, pero la pelota se fue por encima del horizontal.

Los cremas atacaron poco, tampoco se exigieron, de hecho el primer gol fue más por errores de los costarricenses que por mérito de los aztecas.

Al 42’, luego de un tiro de esquina, Sebastián Diana perdió el duelo aéreo con Erik Pimentel, el americanista prolongó de cabeza y José Guerrero, en el segundo palo, marcó de pierna derecha, luego de perder la marca Keilor Soto.

El partido continuó, pero ya el destino y la eliminación morada estaba escrita.

Camino al Mundial de Clubes
Camino al Mundial de Clubes

Para el segundo tiempo, el bicampeón nacional intentó dominar el juego desde el principio, al menos hizo el esfuerzo de encerrar a su rival, pero no lo logró.

Por el contrario, Campos tuvo que ordenar volver a la actitud original, porque con un par de contragolpes el América avisó que podía montar su show y darle tintes de ridículo a la derrota.

De poco sirvió el empeño de Daniel Colindres.

El artillero, criticado en el partido de ida por fallar ocasiones, ayer fue el que luchó por intentar meter a los suyos en la pelea.

Colindres chocó, recibió faltas y aprovechó su habilidad para crear opciones de táctica fija, a la postre mal aprovechadas.

Para cerrar, el cuadro nacional buscó pelotear para llegar más rápido al arco rival, pero la propuesta tampoco dejó réditos.

Sin duda, los seis minutos en los que el América anotó tres goles en Costa Rica pasaron factura, y muy cara. A los morados les faltó personalidad para hacerle frente a un cuadro que por nombre y planilla era mejor; lo que en la práctica se cumplió.

Al final, los aztecas a media máquina anotaron el 2 a 0; Osmar Mares al 80’ aprovechó la lentitud de Gabriel Badilla y sentenció.