Al equipo campeón le anotaban cada 117 minutos. ahora recibe gol cada 57 minutos

Por: Johan Umaña V. 20 septiembre, 2014

Saprissa ha tenido un arranque de temporada aciago en la defensiva. Es el gran lunar de un equipo cuyo rendimiento ha bajado bastante respecto a hace cuatro meses, cuando conquistó el campeonato.

En siete partidos (cuatro de Invierno y tres de Concacaf) ha recibido 11 goles, para un promedio de 1,57 goles por juego: permite un tanto en contra cada 57 minutos.

Números muy abultados para un conjunto como el Monstruo. Tanto así que duplica el promedio de 0,76 goles en contra por partido, o un tanto cada 117 minutos, con el que se coronó en el Verano 2014.

Ese aumento en los goles en contra le había costado poco a la S, que había ganado tres partidos y empatado dos, hasta la derrota del jueves en Kansas City, por 3-1.

Los goles del conjunto norteamericano bajaron a los morados de la cima del grupo 2 de la Liga de Campeones de la Concacaf y los dejó en la necesidad de triunfar por, al menos, 2-0 en Costa Rica el próximo 23 de octubre en el cierre de la primera fase del torneo regional.

El capitán y líder de la zaga morada, Gabriel Badilla, despeja en la derrota ante Kansas City. Lo presiona el atacante Charles Sapong. | SKC / MIKE GUNNOE
El capitán y líder de la zaga morada, Gabriel Badilla, despeja en la derrota ante Kansas City. Lo presiona el atacante Charles Sapong. | SKC / MIKE GUNNOE

El peor desde el 2010. Hay que remontarse a la bochornosa participación del Saprissa en el Invierno 2010, cuando fue último de su grupo y no se clasificó a la segunda fase del certamen, para encontrar una defensa morada tan permisiva con los atacantes rivales.

Aquel equipo dirigido por Roy Myers solo consiguió 16 puntos en 16 partidos. La defensa fue un caos al permitir 27 goles para un promedio de gol de 1,68, o un tanto de sus rivales cada 53 minutos.

Al otro lado de la moneda, los últimos dos campeonatos que consiguió Saprissa los conquistó con los promedios de gol en contra más bajos en años recientes.

El equipo dirigido por el entrenador Rónald González tuvo la defensa menos batida del campeonato anterior. Solo permitió 20 goles en 26 partidos (sumando semifinales y finales), para el citado promedio de gol en contra de 0,76.

Para encontrar un registro mejor hay que remontarse al campeonato del Verano 2010, que se obtuvo bajo el mandato de Myers. En aquel certamen el Monstruo solo permitió 14 goles en contra en 20 partidos, así que recibió un gol cada 129 minutos: promedio de 0,7 por juego.

Lo positivo para los morados es que el pasado Verano iniciaron igual de deficientes en retaguardia. De los 20 goles permitidos, 10 los recibieron en los primeros siete encuentros. Luego mejoraron mucho y permitieron otros 10 goles rivales en los 17 partidos restantes.

infografia