Por: Juan José Herrera Ch. 30 octubre, 2013

El Deportivo Saprissa deberá levantar la gramilla de su estadio al término del Torneo de Invierno, pues esa es la única forma de reparar los problemas que presentaron los drenajes días atrás.

Una fuente cercana a la institución reveló que ya el problema fue detectado y es bastante sencillo de solucionar, pero requiere tiempo que ahora no tienen.

“Ya está claro qué fue lo que falló, no es nada de gravedad y en realidad es muy sencillo de reparar, pero requiere tiempo y la inhabilitación del estadio que es algo que no queremos para estas últimas fechas”, explicó la fuente.

También aclaró que el monto de la reparación no será elevado como en algún momento se rumoró, pues lo más complejo en ese proceso será precisamente remover la alfombra sintética.

De esa forma también se descarta que los morados acaben lo que resta del campeonato jugando en el Estadio Nacional, una salida que no será necesaria excepto en casos de fuerza mayor.

En esta semana, por ejemplo, el conjunto morado se ha entrenado con total normalidad en su casa y el fin de semana el Ricardo Saprissa incluso albergó juegos de Segunda División y fútbol femenino sin ningún contratiempo.

Saprissa deberá volver a los trabajos en su nueva gramilla. | ARCHIVO
Saprissa deberá volver a los trabajos en su nueva gramilla. | ARCHIVO

En marcha. Esta semana también se inició la instalación del nuevo sistema de iluminación de la Cueva, que ya no precisará de torres pues se instalará de forma horizontal como en el Estadio Nacional.

El objetivo morado es que los trabajos acaben en los próximos días y puedan volver a los partidos nocturnos el próximo miércoles en el choque ante el Santos de Guápiles, de momento programado para las 8 p. m. en la Cueva.

Ese sería el penúltimo cartucho tibaseño para lograr estrenar su nueva iluminación antes de que se acabe la fase regular, pues después de los santistas el único duelo como local precisamente será ante Cartaginés en la fecha 22.