Por: Fanny Tayver Marín 23 noviembre, 2015
El argentino Andrés Imperiale le cierra el paso al delantero Víctor Núñez, quien tuvo pocas ocasiones de anotar en Guápiles. | JOSÉ CORDERO
El argentino Andrés Imperiale le cierra el paso al delantero Víctor Núñez, quien tuvo pocas ocasiones de anotar en Guápiles. | JOSÉ CORDERO

Más allá de ganar en Guápiles con un contundente 0-4 contra el Santos, Saprissa evidenció ayer que entiende la idea de Carlos Watson y con miras a la clasificación, eso es clave.

Además, la S cuenta con un plus, porque de los cinco partidos que le quedan en la ronda regular de este Campeonato de Invierno, jugará en casa contra Carmelita, Cartaginés, Belén y Liberia. La única salida que le resta es ir a Limón.

“Eso es vital, porque nosotros somos aplicados y contundentes en casa. Tenemos que sacarle provecho a eso”, subrayó el defensor Gabriel Badilla.

En lo que va de este certamen, Saprissa tiene un rendimiento del 67% como local.

“Tampoco podemos confiarnos, pero estamos optimistas y muy positivos con lo que viene”.

El defensa descartó que el resurgir de los morados se deba estrictamente a la llega de Watson.

“Con Douglas (Sequeira) también habíamos hecho las cosas muy bien y con don Carlos ahora hemos tratado de seguir con la línea que hemos venido teniendo. Siempre es bueno ganar y cuando las cosas salen bien, es más fácil ver todas las situaciones”.

De cara a lo que viene, Badilla considera que lo más importante para el Saprissa es no salirse de la zona de clasificación a partir de este momento.

“Tenemos que seguir sumando puntos como hasta ahora, entre más rápido, mejor, será un alivio. Estamos contentos y pienso que la seguidilla de juegos en casa ayudará bastante”, finalizó el veterano zaguero central.