Por: Jairo Villegas S. 3 septiembre
Los aficionados aprovecharon el desalojo del estadio para tomarse fotografías con Wálter Paté Centeno. | JEFFREY ZAMORA
Los aficionados aprovecharon el desalojo del estadio para tomarse fotografías con Wálter Paté Centeno. | JEFFREY ZAMORA

Saprissa le dio una lección a Wálter Paté Centeno, tan querido por la afición morada, pero tan castigado por el mal fútbol que practicó Grecia ayer.

Los dirigidos por Carlos Watson destrozaron los conceptos que Paté intenta plasmar en la cancha, a punta de presión, velocidad y empeño.

Esta vez el timonel de los griegos no logró que sus futbolistas exhibieran el juego bonito que pregona.

Los helénicos deambularon sobre el césped del Ricardo Saprissa, se dedicaron a perder balones y dejaron enormes boquetes en defensa para llevarse un 6-1, aunque al partido aún le restan nueve minutos, que se jugarán hoy al mediodía tras la suspensión por amenaza de bomba.

Los locales no tuvieron que sudar mucho para recuperar la redonda; lo hicieron cerca del área de los adversarios.

La orden del Paté es que sus jugadores no manden pelotazos, pero ayer cometieron errores infantiles y constantemente cedieron el balón.

Eso se suma a la pésima defensa hecha por los griegos. Saprissa ingresaba al área con pasmosa facilidad, y bien pudo anotar más.

El marcador lo abrió Mariano Torres, al 10’, con un exquisito cobro de tiro libre.

Al 15’, Marvin Angulo puso el 2-0, y el mismo Angulo amplió la cuenta al 44’

Los gritos del Paté en la banca fueron insuficientes. Ulises Segura (47’ y 65’) y Anderson Leite (70’) también abombaron las redes del adversario.

El descuento fue obra de Jeremy Araya, al 52’.

Etiquetado como: