Por: Gabriel Vargas B. 4 septiembre, 2013

 Daniel Quirós y Douglas Sequeira, en el último choque en el Lito | ARCH.
Daniel Quirós y Douglas Sequeira, en el último choque en el Lito | ARCH.

Saprissa se siente fuerte, pero no tira las campanas al aire. La misma mesura que refleja su técnico Rónald González se contagia al resto del plantel.

El buen arranque en el Torneo de Invierno 2013 (cuatro triunfos y un empate) es motivo para sacar pecho, al menos de momento.

De lo que sí están conscientes los tibaseños es que se les viene la que para muchos es la primera prueba de fuego del certamen: visitar el Miguel Lito Pérez para enfrentar a Puntarenas.

Esa cancha ha sido imposible para los morados. Nunca han logrado triunfar contra el Puntarenas F. C., por eso ahora se viene la pregunta: ¿podrá este Saprissa derribar ese muro porteño?

Ya Rónald González lo dijo claro que es una prueba bonita pero difícil, y reconoció las fortalezas de los chuchequeros.

No obstante, en la última visita de los tibaseños al Puerto estuvieron cerca de conseguir romper esos ocho años de paternidad porteña, cuando el volante local Bryan Sánchez logró rescatar el empate 2-2 en el último minuto de juego.

Es más, en los últimos siete encuentros entre Saprissa y Puntarenas F.C. en el Miguel Lito Pérez han terminado con empate.

Es por eso que el próximo domingo el cotejo envuelve otra vez mucha expectativa en ambos planteles de la máxima categoría.

Etiquetado como: