Saprissa pasó apuros y un mal rato ante Guanacasteca pero logró remontar

Por: Miguel Calderón S. 8 julio, 2015
El lateral morado, Irving Calderón, intenta superar la marca pampera. El joven cumplió en un Saprissa lleno de altibajos. | GRACIELA SOLÍS
El lateral morado, Irving Calderón, intenta superar la marca pampera. El joven cumplió en un Saprissa lleno de altibajos. | GRACIELA SOLÍS

Con más apuros que comodidades y una reacción en la segunda parte, Saprissa sufrió anoche para vencer por la mínima (1-2) a un aguerrido plantel de Guanacasteca y avanzó a la segunda fase del Torneo de Copa.

El conjunto morado sudó de más en la pampa para no quedar eliminado de forma tempranera del certamen y pasó congojas ante un plantel muy inferior en cuanto a recursos, salarios y material humano, pero capaz de darle pelea y luchar hasta el final por el empate, que no llegó.

Guanacasteca se le plantó bien al Saprissa, sobretodo en la primera mitad cuando logró abrir el marcador en el minuto 32 por medio del volante Leandro Meis, en la segunda acción clara que generó el equipo.

En la parte inicial no se notó la diferencia entre un equipo de Primera que se da el lujo de foguearse en México y otro de Segunda que apenas le alcanza con todo y sus patrocinadores para mantenerse.

El gol de Meis fue el claro reflejo de lo que sucedía en el juego, con un Monstruo desordenado en sus líneas y muy flojo a la hora de armar fútbol. Mientras, la ADG aprovechó cada contragolpe para golpear, con velocidad, a la defensa del Saprissa, que abandonó a Donny Grant en la acción del tanto guanacasteco.

Sin embargo, la escuadra morada salió a la cancha tras el descanso con otra cara, una muy diferente a la que mostró en la primera parte, en la que tuvo dos acciones de mano a mano para marcar, aunque desperdiciadas.

El plantel de Jeaustin Campos buscó el tanto del empate más con empuje que con juego bonito y lo encontró con un remate raso de pierna izquierda en el minuto 47 del volante Ulises Segura, luego de una serie de rebotes en el borde del área rojiverde.

Con el tanto, Saprissa acabó una racha de 406 minutos sin gol y además tomó confianza en el juego para llegar a la segunda conquista, por medio de Keylor Soto en el 74?. La S camina en el Torneo de Copa pero con angustia.