Por: Juan José Herrera Ch. 19 septiembre, 2013

Si todo le sale bien a la dirigencia de Saprissa , la del venidero clásico será no solo su mejor taquilla de la historia, sino también la de cualquier partido en el ir y venir del fútbol costarricense.

Con solo 6.000 boletos por colocar y más de tres días para hacerlo, los morados ya vendieron 21.000 entradas para el compromiso, que sumadas a las 8.000 localidades apartadas de antemano por los socios aseguran buena parte del llenazo que se augura para el domingo a las 11 a. m.

Ayer, luego del último corte del día, se reportaron como agotadas las localidades de platea y balcón oeste así como sombra, dejando así parte del sector este y las graderías populares de sol como únicas disponibles para quienes aún quieran estar en el primer clásico del Invierno.

La afición de Saprissa respondió en la Copa Ibérico de este año. | ARCHIVO
La afición de Saprissa respondió en la Copa Ibérico de este año. | ARCHIVO

“El primer sentimiento que me inunda es el de agradecimiento para la afición, esta institución existe y se debe a ellos, por eso nuestra política es reinvertir estos dineros en ellos, en hacerlos sentir lo mejor posible en nuestro estadio”, aseguró el jerarca tibaseño Juan Carlos Rojas.

Hasta el momento, los morados ya se echaron a la bolsa unos ¢150 millones, apenas ¢2 millones menos que los que obtuvo Alajuelense hace un año en la final contra Herediano, taquilla que de paso lidera el escalafón histórico.

Si se venden las 6.000 entradas que faltan esa cifra se dispararía hasta los ¢200 millones y la S sería, además, el primer club en llenar los 35.000 asientos del Nacional.