Los guapileños triunfaron 1 a 0 en la visita a San Pedro de Sula. Intentarán coronarse campeones el próximo jueves, 26 de octubre, en el Estadio Nacional.

Por: Steven Oviedo 19 octubre
Los jugadores del Santos celebran la anotación de Wilmer Azofeifa en la victoria 0-1 ante el Olimpia.
Los jugadores del Santos celebran la anotación de Wilmer Azofeifa en la victoria 0-1 ante el Olimpia.

Con categoría, calidad, fútbol y estrategia, así el Santos de Guápiles dio un paso enorme en la final de la Liga Concacaf.

Los nacionales se comportaron a la altura de una final ante un grande de Centroamerica como el Olimpia de Honduras y salieron ilesos.

El gol de Wilmer Azofeifa a los 61 minutos desató la euforia de Johnny Chaves, quien veía cómo el esfuerzo de todo el semestre está a punto de darles un campeonato.

Santos se podía excusar en ser un equipo pequeño, en que tenía las bajas de Kenny Cunnigham, Starling Matarrita y Cristian Lagos, en que no jugó un solo partido de este torneo en su verdadera casa, perono utilizaron ninguna de esas justificaciones.

Santos enfrentó un estadio vacío, pero ante un gran equipo, con un extraordinario entrenador como Carlos Restrepo, nadie tiene el derecho de quitarle una pizca de valor a lo que un equipo humilde está haciendo para llegar a ser uno ganador.

Apenas en un minuto de acción los santistas se llevaron el primer susto de la noche, cuando Carlo Costly quedó solo ante Bryan Morales, pero el experimentado delantero envió la pelota por un costado.

A los 8' le tocó el turno de fallar a otro con gran espuela, como Róger Rojas, quien en un mano a mano ante el arquero tico falló de manera increíble.

De ahí en adelante, el Santos se afianzó mejor en el pesado terreno del Estadio Olímpico Metropolitano.

Osvaldo Rodríguez empezó a tomar las riendas de la media cancha y a los 13' llegaría la primera opción de los visitantes.

Youstin Salas habilitó a Kenneth Dixon para dejarlo ante el portero Donis Escober; sin embargo, tardó mucho en sacar su disparo, un defensa le desvió el balón y se fue por encima del horizontal de los locales.

Los dirigidos por Johnny Chaves no se desesperaron en los primeros 45 minutos. El estratega nacional tenía claro que el empate en suelo catracho catapultaba las opciones del Santos de ser campeón de Liga Concacaf y estar en la siguiente fase.

Chaves le ganó en el ajedrez a su maestro, Carlos Restrepo, le controló a Michael Chirinos, Alexander López y Luis Garrido en el centro del campo y con esto dejó de sufrir en defensa.

Dixon probó los reflejos del veterano Donis Escober al 32' con un cobro exquisito de tiro libre, que el meta catracho sacó con un poco de dificultad.

Lo negativo para el cuadro tico fueron las tarjetas amarillas que recibieron en la etapa inicial Kenneth Dixon y Marvin Obando, quienes no estarán en el partido de vuelta por sanción.

Los últimos minutos de la segunda parte fueron de mucho manejo por parte de los costarricenses, con un gran manejo de la zona defensiva, encabezada por Edder Monguio, José Garro y Juan Diego Madrigal.

El sueño del Santos de Guápiles se puede materializar este jueves 26 de octubre en el Estadio Nacional, donde con un empate se proclamará campeón de la Liga Concacaf. Los guapileños esperan el apoyo de aficionados de todos los equipos nacionales.