‘Es un equipo fuerte porque aprendimos de los errores’, afirma Wílmer Azofeifa

Por: Kenneth Meléndez 8 febrero

El camino hacia la cima del campeonato nacional estuvo muy empinado y lleno de obstáculos para el Santos de Guápiles, que ahora disfruta del primer lugar del Torneo de Verano, luego de llevar palo un año atrás.

En el Verano del 2016, los guapileños terminaron en el puesto 11 de la tabla, con 17 puntos, apenas uno más que el último lugar, el Uruguay de Coronado.

Los santistas iniciaron ese certamen sin la posibilidad de jugar los tres primeros partidos debido a un proceso de cobro de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Para el campeonato siguiente, el Invierno 2016, se pudieron clasificar a la cuadrangular, luego de un torneo irregular, en el cual se llevaron una paliza de 7-0 en su visita al Herediano.

Hoy, Santos es un equipo más sólido, con jugadores de experiencia y, sobre todo, con un grupo de jóvenes que, además de tener mucho talento, sacaron provecho de las situaciones vividas.

“Es un equipo muy fuerte porque ha aprendido de los errores de los torneos pasados. Cuando llegué al primer equipo, estaban Víctor Núñez y Winston Parks, en quienes todos los jóvenes nos apoyábamos para aprender. Ellos fueron una gran escuela para nosotros porque, a pesar de su edad, siempre se entrenaban bien y querían ganar.

”Ahora estamos disfrutando de eso que aprendimos a través de los torneos”, afirmó Wílmer Azofeifa, baluarte en la zona media santista.

Edder Monguío, ayer, en el entrenamiento de un líder que conjuga juventud y experiencia. | GRACIELA SOLÍS
Edder Monguío, ayer, en el entrenamiento de un líder que conjuga juventud y experiencia. | GRACIELA SOLÍS

Su compañero Reimond Salas aseguró que pasaron momentos muy difíciles, pero hoy ven los frutos de no rendirse ni bajar los brazos.

“Ha sido un proceso muy bueno, torneos atrás llevamos palo y hemos aprendido de eso. Además, hemos sido constantes en siempre querer más. Ahora estamos peleando por muchas más cosas”, manifestó el goleador guapileño.

En el campeonato anterior, Santos logró la clasificación en el último partido de la fase, cuando eliminó a Cartaginés, en un Estadio Fello Meza abarrotado de brumosos, un hecho que señala un antes y un después para el líder del Verano.

“Cuando dimos ese golpe en Cartago, nos marcó porque para muchos jóvenes era su primera cuadrangular; sentíamos maripositas porque uno quería mostrarse”, dijo Azofeifa.

El capitán Edder Monguío cree que una clave fue mantener el proyecto del técnico Johnny Chaves, a pesar de los malos resultados de hace un año.

“La Directiva siempre mantuvo un norte claro, dijo que el profe era un proyecto de largo plazo y se mantuvo fuerte”.

Johnny Chaves: ‘Un equipo sólido, con metas altas’

¿Qué influyó para que Santos se convirtiera en un equipo tan fuerte?

–Tenemos año y medio de haber iniciado un trabajo. Lo primero fue establecer un estilo adecuado para el tipo de jugadores que hay acá.

¿Ha encontrado jugadores de la zona con mucho potencial?

–De aquí han salido muy buenos jugadores. Tuvimos a Jhamir Ordain, que lo vendimos a la MLS, y Berny Burke, que juega en la Segunda de Portugal. Es una zona muy rica de donde sale gran cantidad de jugadores, es una zona en la que hay mucho espacio para jugar, todavía no hay malls. Entonces, los muchachos juegan en las plazas, eso estimula la práctica.

¿Cómo guiar a jóvenes que llegaron al equipo y que no tenían las mejores condiciones económicas?

–Los más jóvenes pasaron procesos de dolor, pero salieron fortalecidos y lograron vencer esos obstáculos, porque en el fútbol, el talento no alcanza. Hace tiempo que el talento dejó de alcanzar, es requisito, pero un jugador necesita sacrificio, disciplina, aprender a sobreponerse a sus errores.

¿La meta es ser campeón o se conforman con clasificar a la cuadrangular?

–Al final del torneo pasado dije que Santos no era un producto terminado, ahora tenemos un equipo sólido, con metas más altas, no solo para clasificar a la cuadrangular.

Etiquetado como: