El equipo caribeño pagó ¢13,6 millones

 17 enero, 2014

Redacción

Carlos Hernández se formó en las ligas menores del Team . | ARCHIVO
Carlos Hernández se formó en las ligas menores del Team . | ARCHIVO

Santos de Guápiles finalmente pudo inscribir a tres refuerzos para el Torneo de Verano, por lo que ya quedaron habilitados para jugar el domingo ante Puntarenas.

El volante Carlos Hernández, el portero Adrián De Lemos y el joven Marvin Esquivel fueron registrados ante Unafut el jueves en la noche, luego de que el equipo caribeño cancelara una deuda que mantenía con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

La Caja informó el martes que Santos tenía una deuda de ¢13,6 millones, monto por lo que aparecían como morosos. Esa deuda es diferente a los ¢210,4 millones que se encuentran bajo medida cautelar y que no pueden ser cobrados.

"Con la medida del juez pensábamos que estábamos al día, pero ya lo que faltaba se canceló", comentó Alexander Monge, gerente deportivo del club.

Santos jugará el domingo en el estadio Lito Pérez de Puntarenas, a las 11 a. m.