Esposa del presidente de la Fedefutbol aún no ha podido hablar con él tras la detención del miércoles en Suiza.

Por: Kenneth Hernández Cerdas 28 mayo, 2015
La familia de Eduardo Li en una imagen de 2007 cuando asumíó la Fedefutbol.
La familia de Eduardo Li en una imagen de 2007 cuando asumíó la Fedefutbol.

"Eduardo es diabético e hipertenso, nos preocupa que le pase algo", tratando de asimilar la situación que vive su esposo, Eduardo Li, Mally Chaves se mantiene ocupada pensando en la salud de él.

Tras la detención de Li, el miércoles anterior en Suiza, Chaves no ha conversado con el dirigente y lo único que sabe es por referencias de terceros. Así lo explicó en una charla que mantuvo por teléfono con La Nación.

"Personalmente ha sido terrible, todos estamos muy golpeados pero tenemos la fe de que se aclaren las cosas", dijo sobre el impacto que generó el arresto de su marido en Zurich.

Chaves indicó que lo que ella sabe es que al momento de la detención a Li le permitieron sacar medicamentos dada la condición de hipertenso y diábetico, por lo que una de las mayores ocupaciones es que no sufra un quebranto.

"Él está bien, pero es hipertenso y diabético, imagínese que este tipo de cosas lo pueden golpear. Por dicha está medicado, yo creo que en fondo él sabe que todo está bien y eso le dará paz", indicó.

"Me preocupa que le pase algo porque son enfermedades que van de la mano de las emociones y se le puede subir o bajar algo. Y la maleta que llevaba, no fue que le permitieron sacar sus cosas sino que eran los medicamentos", añadió.

Asimismo subrayó que ella conoce muy bien a Li y tiene la seguridad de que "afrontará la situación con personalidad", especialmente porque la familia le brinda apoyo total.

"Yo soy la mamá de sus hijos, mis hermanos, los de él, sus hijos, todos estamos con él. Eduardo es una gran persona y conocemos sus valores. Todos estamos moviéndonos para ayudarlo".

Por otra parte, este jueves, Manuel González, Canciller de la República, confirmó que el jerarca federativo solicitó ropa, libros y medicamentos para afrontar el tiempo que se mantenga detenido.

Sin acceso. Rafael Vargas, secretario de la Fedefutbol y quien viajó con Li a Suiza, explicó a este diario que él tampoco ha tenido la posibilidad de hablar con Li tras el arresto. La última vez que lo hizo fue en la cena de la noche del martes.

"Yo no voy a tener posibilidades de hablar con él porque es muy difícil. Sé que la embajadora habló con Eduardo y en la parte legal la familia de Eduardo ya empezó a trabajar en eso", indicó.

Vargas reveló que por las restricciones impuestas por las autoridades suizas "es poco probable que, salvo personal de la embajada o su abogado, pueda conversar con alguien más, no creo que tenga libertad de hablar con la familia o terceras personas".

Sobre el ambiente que rodea el Congreso de FIFA, donde este viernes habrá elecciones presidenciales, el federativo indicó que salvo las muestras de solidaridad de algunos dirigentes, todo ha transcurrido con normalidad.

"Ellos (FIFA) lo ven como un tema particular y no de la organización. La misma Concacaf ha dicho que si bien pertenecían a la organización las situaciones legales son a título personal", detalló.

Asimismo enfatizó en que como representantes de Costa Rica, él y el tesorero, Rodolfo Villalobos, asistirán al Congreso.

"Haremos acto de presencia porque es nuestro deber estar presentes. (...) Es cierto que el clima cambió porque lo ocurrido ha consternado a todos, no es el mismo ambiente con el que iniciamos las reuniones. Las cosas son así y no se pueden cambiar", apuntó.

La delegación tica tiene previsto regresar al país este sábado, un viaje muy distinto al de ida, esta vez volverán a suelo costarricense sin Eduardo Li.

Etiquetado como: