La Fuerza Pública destinó 100 oficiales que resguardarán la seguridad antes, durante y después del partido

 9 mayo, 2015
Aficionados hicieron fila para ingresar al Eladio Rosabal Cordero.
Aficionados hicieron fila para ingresar al Eladio Rosabal Cordero.

El Eladio Rosabal Cordero comienza a respirar ambiente de semifinal. Aunque las puertas del estadio se abren a las 6 p. m., los aficionados comienzan a disfrutar en los alrededores.

La Policía de Tránsito hizo efectivo un cierre perimetral alrededor del recinto deportivo desde las 4 p. m. que imposibilita ingresar con vehículos unos 400 metros antes de la casa florense. Solo se permite acercarse con entrada en mano, carné, tiquete VIP o dinero para comprar el boleto.

Además, la Fuerza Pública destinó 100 oficiales que resguardarán la seguridad antes, durante y después del compromiso de ida de esta semifinal.

El club informó que se intensificarán los filtros de acceso para impedir el ingreso de armas punzocortantes, de fuego y objetos que puedan causar lesiones.

Aunque en su mayoría se observan camisas rojiamarillas, un grupo de más de 30 aficionados al Santos llegó esta tarde al reducto florense.

"Somos un grupo que nos organizamos durante la semana para venir a disfrutar del partido. Somos aficionados al Santos y hemos hecho un gran torneo, esperamos que podamos llegar más alto y disputar la gran final", comentó Luis Arrieta, seguidor del cuadro guapileño y encargado del transporte de los hinchas santistas.

A pesar de las lluvias de los últimos días, si usted va al estadio es importante que tome en cuenta que no puede ingresar con sombrillas o paraguas.

Los dirigidos por Odir Jacques estuvieron concentrados en el Hotel Corobicí en La Sabana, mientras los hombres de César Eduardo Méndez se encontraban en el Hotel Suerre y ya se dirigen a Heredia para disputar el encuentro que inicia a las 8 p. m.

A esta hora, las entradas se pueden adquirir solo en la boletería del estadio y tienen un valor entre ¢6.000 y ¢10.000