El estratega morado no cree que el 0-0 deje con ventaja a su equipo en la final del Verano 2014.

Por: German Matamoros S. 5 mayo, 2014
Rónald González estuvo muy activo durante los 90 minutos de la final nacional.
Rónald González estuvo muy activo durante los 90 minutos de la final nacional.

Tranquilo por el resultado, pero sin creerse favorecido. Así se mostró el director técnico de Saprissa, Rónald González, tras el empate sin goles que cosecharon en casa de Alajuelense en la final de ida del Torneo de Verano 2014.

"Uno nunca puede decir que lleva ventaja contra un equipo de Óscar Ramírez, menos contra Alajuelense, que ha ganado títulos de local y de visita. Lejos de estar confiados, sabemos que va a ser un partido intenso como el de hoy, pero el sábado estaremos en casa con nuestra gente. Es lo único que va a cambiar", mencionó.

Por otra parte, dijo que su equipo tuvo dificultades con el control del balón en el primer tiempo, algo que logró corregir con los cambios que hizo en la etapa complementaria.

"Nos faltó en la primera parte. Una vez que pudimos equiparar nos sentimos más cómodos y nos vimos bien. Realmente cuesta quitarle la pelota a un equipo como la Liga".

Por último, consideró irrespetuoso pensar que por las circusntacias del partido "perdonaron" a su rival en el primer encuentro de la serie.

"No puedo ser irrespetuoso. Se jugó como se dio. Con méritos y defectos de los dos equipos. Ellos hicieron lo de ellos y nosotros lo nuestro. Soy desconfiado y sé que hay un pasado grande de Óscar Ramírez y Alajuelense, por lo que debemos tomar todas las precauciones", finalizó.