Por: Gabriel Vargas B. 29 septiembre, 2014

Rónald González (izquierda) y Guilherme Farinha se abrazaron minutos antes del saque inicial ayer en el Alejandro Morera Soto. | JOSÉ CORDERO
Rónald González (izquierda) y Guilherme Farinha se abrazaron minutos antes del saque inicial ayer en el Alejandro Morera Soto. | JOSÉ CORDERO

El técnico saprissista Rónald González se fue tranquilo más allá de lo poco que mostró su equipo en la caída contra Carmelita.

El estratega morado sí quedó dolido por la derrota, pero aseguró que su equipo tuvo una mejor presentación ofensiva, pese a que solamente realizó dos remates directos en todo el partido.

“Contrario al juego contra Cartago, hoy (ayer) me voy tranquilo porque el equipo mostró una mejor cara”, dijo el entrenador de los tibaseños.

“En la parte anímica será como lo dije el pasado domingo antes de enfrentar a la UCR: el mejor momento para jugar contra Alajuelense es el miércoles, para intentar salir otra vez del momento difícil y hacernos valer como locales.

“No creo que la parte anímica de los jugadores para un clásico vaya a ser alterada”, agregó.

González enfatizó en que el encuentro se definió por el infortunio en la jugada del gol carmelo.

“Ahorita no gozamos de la suerte que en otros momentos hemos tenido. Quizás en otra ocasión esa bola rebota y se va por afuera, pero esta vez entró”, explicó Rónald, minutos después del juego.

Enhorabuena. Por su parte, el técnico de Carmelita, Guilherme Farinha, aseguró que el triunfo les cae muy bien no solo por los puntos, sino porque ganarle a Saprissa tiene un valor agregado.

“Todos los jugadores del Carmelita están preparados para jugar en cualquier partido, sea contra Saprissa, Limón o Belén. Eso sí, no voy a mentir, es algo especial ganar ante grandes clubes como Saprissa, porque son equipos que lo tienen todo y nosotros no tenemos todo”, dijo el timonel portugués.

Etiquetado como: