Rónald González

Por: Juan José Herrera Ch. 21 julio, 2014

ARCHIVO
ARCHIVO

¿Qué rescata del partido?

De todos los partidos se aprende, para bien o para mal. Yo salgo muy contento, hicimos un buen juego. Casi no pasamos apuros, menos, en el segundo tiempo donde fuimos claros dominadores, pero sí tuvimos que ser más contundentes en esas llegadas que tuvimos en la primera mitad.

¿Está satisfecho con el ritmo y volumen de juego?

Me gustó por momentos el juego, cuando los dos equipos hicieron transiciones, pero en algún momento también se volvió lento, pausado, pero es normal. No podemos enfocar todo el análisis del semestre a un partido como el de hoy (ayer), no es conveniente.

¿Por qué no tuvo esa vistosidad de otros clásicos?

Este partido está encajonado en un momento donde todos los entrenadores estamos sacando conclusiones. Los dos equipos están muy parejos, no hay mucha diferencia más allá del sistema. A Alajuela le faltará Pemberton o Gabas y algunos otros jugadores, nosotros también tenemos variantes. Si no se ve esa velocidad en el juego es porque entendiblemente estamos en un momento en el cual los jugadores todavía están tratando de agarrar su parte deportiva, porque lo físico ya lo tienen, pero estamos en construcción de eso otro, los dos equipos.

¿El de hoy (ayer) será el mediocampo titular con el que iniciará el campeonato?

No necesariamente, tenemos oportunidades de cambiar figuras. Hoy (ayer) quería ver cómo funcionaban ellos tres (Estrada, Vega y Arauz), pero no necesariamente serán ellos. En la pretemporada probé otras cosas, en este juego quise ver a Diego y a Deyver. Era un partido que a nadie le gusta perder pero en disputa está algo que no es una prioridad para nosotros, ya en las variantes se vio un cambio radical y eso es lo que importa.

¿Qué mensaje da a la afición por esa nueva derrota en este duelo?

Más mensaje que el que le mandamos el semestre pasado no les puedo dar. El equipo que gane el Súper Clásico no significa que vaya a ser campeón. Para mí lo que cuenta es el Torneo de Copa, tener un buen equipo en Concachampions y poder ser bicampeones, que la gente lo viva como lo quiera vivir.