Por: Steven Oviedo 9 noviembre, 2016
 El árbitro Ricardo Cerdas está en el centro de la polémica en el ámbito futbolístico nacional tras anular dos goles legítimos el domingo en Limón. | EYLEEN VARGAS
El árbitro Ricardo Cerdas está en el centro de la polémica en el ámbito futbolístico nacional tras anular dos goles legítimos el domingo en Limón. | EYLEEN VARGAS

La Federación Costarricense de Fútbol designó al exárbitro Ricardo Cerdas como nuevo presidente de la Comisión de Arbitraje.

"Es una gran responsabilidad, pero estamos con toda la ilusión y disposición de hacer un trabajo que sea recíproco a la confianza que nos está dando el Comité Ejecutivo", explicó Ricardo Cerdas a La Nación.

El nuevo jerarca del arbitraje tiene 47 años y estuvo en la Primera Divisón como réferi principal. Estará acompañado por Ronald Elías Gutiérrez, Orlando Portocarrero y Ericka Vargas.

"En forma unánime decidieron (Comité ejecutivo de la Fedefutbol) que yo fuera el presidente de la comisión y he buscado a las personas idóneas para que me acompañen en este nuevo grupo", agregó Cerdas.

"Ricardo fue un árbitro con una memorable carrera en FIFA, pero principalmente porque conoce muy bien la problemática que vivimos y además porque compartimos sus ideales. Confiamos en que el nuevo presidente tiene la capacidad para ser un líder", dijo Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol, en un comunicado de prensa.

Al silbatero se le recuerda por un gol que no le concedió a Liga Deportiva Alajuelense en el estadio Juán Gobán ante Limón FC, en febrero del 2011.

En dicha oportunidad, los manudos caían 1-0 y Pablo Gabas remató de cabeza, la pelota ingresó y volvió a salir, pero Cerdas junto a su asistente no validaron la anotación.

Cerdas ocupará el lugar de Daniel Vargas, quien salió de dicha comisión la semana anterior luego de varios cuestionamientos por el desempeño de los silbateros de nuestro país.

Uno de los detonantes de la salida de Vargas, fue la actuación de Juan Gabriel Calderón en el clásico nacional entre Saprissa y Alajuelense.