La Tricolor se impuso ante los charrúas el pasado 14 de junio del 2014 en el Mundial de Brasil, un resultado histórico que marcó el destino en la Copa del Mundo

Por: Cristian Brenes 8 septiembre, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 6

Redacción

La fecha del 14 de junio del 2014 representa euforia, orgullo y genera hasta un deseo de derramar una que otra lágrima para los fanáticos de la Selección de Costa Rica, al recordar aquel histórico y heroico triunfo de la Tricolor ante Uruguay en el Mundial de Brasil 2014.

La frustración que generó el tanto desde el punto de penal de Edinson Cavani al minuto 24, tras la falta de Júnior Díaz a Diego Lugano; el descontrol y la ilusión al ver a Joel Campbell con su remate impecable de zurda al 54', que significó el empate momentáneo, sumados a la locura y el éxtasis de todo el país por el cabezazo de Óscar Duarte al 57', con el 1 a 2; o el 1 a 3 de Marco Ureña que selló una victoria épica para el balompié tico.

Esos recuerdos son imborrables en la memoria de toda una hinchada que se tiró a las calles y tiño de rojo, blanco y azul las principales vías del país, luego de que la Sele hincó a los charrúas.

Desde ese momento, cuando un tico se topa una camiseta celeste en un estadio de fútbol de inmediato dibuja una sonrisa en su rosto, ya que vienen a la mente todos aquellos buenos recuerdos, en los que se silenció a quienes quisieron humillar al combinado patrio por estar en el grupo de la muerte de la Copa del Mundo y se dejó muy claro que el nombre del país es Costa Rica y no “Costa Pobre”.

Atrás quedaron todos los sinsabores que se acumulaban ante Uruguay, un rival al que hasta ese momento no se le había ganado en ningún enfrentamiento oficial o amistoso y que dejó a la Sele fuera del Mundial de Sudáfrica 2010 en el repechaje.

La espera de ocho partidos por cosechar el primer gane contra los charrúas valió la pena, si se toma en cuenta que fue el punto de lanza para firmar una justa mundialista en la que se derribaron todas las barreras y se llegó hasta los cuartos de final.

El balance ante la Celeste no es positivo, porque de 10 choques los dirigidos por Óscar Washington Tabárez registran seis triunfos, tres empates y solo una victoria. Sin embargo, desde el 14 de junio del 2014 se mira diferente a los uruguayos, su garra ya no intimida y así lo demuestra el 3 a 3 que se registró el 13 de noviembre del 2014 en el propio Centenario.

Este martes, a partir de las 8 p. m., la Tricolor buscará revivir la euforia, la alegría y el festejo de Brasil 2014 ante Uruguay y de paso negarle su deseo de revancha.