Por: Cristian Brenes 8 mayo, 2015

Casi 54 años después, el Real Madrid regresaría a Costa Rica para disputar un juego amistoso, si se concreta la posibilidad de traer a los merengues para un fogueo el próximo 29 de mayo, en el Estadio Nacional.

El Real no suele realizar giras a territorio centroamericano, pero 15 de agosto de 1961 llegó a suelo costarricense para enfrentar a Saprissa en un juego que le costó $30.000 a la empresa organizadora y por el cual cada aficionado pagó ¢25.

Aquella vez, el Madrid venía de coronarse como ganador de la Copa de Europa por quinta ocasión consecutiva y de ser el monarca de la primera Copa Intercontinental en 1960, según un artículo publicado en La Nación por Rodrigo Calvo.

El argentino español Alfredo Di Stéfano, el húngaro Ferenc Puskas, el uruguayo José Emilio Santamaría y el español Francisco Paco Gento eran las principales figuras de aquel Madrid que enloqueció a los ticos.

Ese histórico choque ante la S finalizó 2 a 4 a favor de los madridistas. Juan Ulloa y Marvin Rodríguez anotaron para Saprissa, mientras que Del Sol, Canario y Di Stéfano (en dos ocasiones) convirtieron para el Real.

Ulloa, quien pertenecía a la Liga y jugó a préstamo con los morados, rememoró que ese juego lo marcó como futbolista.

“Fue algo mágico jugar contra el Real Madrid, y mucho más, anotarle. Recuerdo que estaba en Nicaragua y me mandaron a traer para ese juego; no me pude negar”, dijo Ulloa.

El exdelantero manudo recordó que marcó un golazo e incluso fue felicitado por los blancos.

Etiquetado como: