30 septiembre, 2013

Puntarenas- La estrategia de los tiburones es sencilla, intentar de puntuar afuera y cocinar a sus rivales en su estadio, el Lito Pérez.

Sin embargo, los últimos resultados de los porteños en la Olla Mágica, dejan serias dudas en el camerino del Pacífico.

El porteño Daniel Colindres intenta dominar el balón ante la la marca del caribeño Lemark Hernández, ayer en el juego en el Lito Pérez. | M. VEGA
El porteño Daniel Colindres intenta dominar el balón ante la la marca del caribeño Lemark Hernández, ayer en el juego en el Lito Pérez. | M. VEGA

Ayer, tras el empate sin goles ante Limón con una insípida actuación, los chuchequeros hilaron cuatro partidos sin conocer la victoria en su casa.

Empataron contra Saprissa 2-2, con la UCR 1-1, y perdieron contra el Herediano 1-2.

De hecho los porteños solo han cosechado nueve unidades en casa de las 18 disputadas.

Ese mediocre resultado tiene preocupado al estratega porteño, Rónald Chaves, quien asegura que si los puntos se hubieran cosechado en casa, estarían peleando los primeros lugares de la tabla de posiciones.

“La verdad es doloroso, porque cuando empezó el torneo queríamos hacer de nuestra casa una fortaleza y solo le ganamos a Belén (3-1) y a la Liga (2-1). Estos partidos con equipos que son rivales directos como Limón y la U, son imperdonables empatarlos aquí”, destacó Chaves tras el encuentro.

Los partidos ante Limón y la Universidad de Costa Rica, que se realizaron en la Olla, empezaron a las 4 de la tarde y no a las 11 de la mañana como se acostumbra.

“A estos equipos hay que tirarlos aquí bajo el sol de la mañana; sin embargo, por decisiones administrativas no ha podido ser así, concluyó Chaves.

Por su parte el delantero del Puerto, Daniel Quirós señaló las fortalezas de lo rivales. “Nosotros hacemos nuestro trabajo y Limón tiene jugadores que fueron guerreros. Ahora los equipos nos estudian más”, reconoció el delantero.

Etiquetado como: