La jerarca del cuadro naranja retomó el control del conjunto chuchequero debido a que Alexander Blanco, quien había asumido la administración de la institución en mayo, no había cancelado la garantía económica pactada, ni el alquiler de la franquicia.

Por: Juan Diego Villarreal 3 agosto
El Puntarenas FC inició su camino en el Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso con un empate 1-1 frente a Guanacasteca, el domingo pasado en el estadio Lito Pérez.
El Puntarenas FC inició su camino en el Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso con un empate 1-1 frente a Guanacasteca, el domingo pasado en el estadio Lito Pérez.

La presidenta del Puntarenas FC de la Liga de Ascenso, Alejandra Ordoñez, retomó el control del equipo desde este miércoles 2 de agosto, debido al incumplimiento de la garantía económica pactada y el alquiler de la franquicia por parte de Alexander Blanco, quien había asumido la administración del club en mayo anterior.

Ordoñez comentó que así se lo hizo saber Blanco, con quien tuvo reuniones desde el pasado martes; sin embargo, asegura que el empresario no cumplió con sus deberes y obligaciones en el tiempo estipulado y que no es una decisión antojadiza retomar el control total de la institución.

"Hace dos meses negocié con el señor Blanco el alquiler del equipo y una posibilidad de la venta del mismo. Como en todo negocio hay deberes y obligaciones que cumplir de ambas partes, las cuales no se hicieron a tiempo", explicó Ordoñez vía telefónica.

La representante del club naranja explicó que no es solo el atraso en el pago del alquiler ($3.500 mensuales) sino también en una garantía económica que estaba pactada desde que firmaron los contratos en mayo pasado, cuando se concretó la negociación.

El conjunto porteño será dirigido por el técnico Luis Diego Arnáez, ante la renuncia de Marvin Solano.
El conjunto porteño será dirigido por el técnico Luis Diego Arnáez, ante la renuncia de Marvin Solano.

"El depósito de la garantía era con el fin de tener el contenido para solventar cualquier imprevisto que se diera durante el proceso del préstamo. Hay que recordar que si no salía todo como esperábamos se tenía que pagar una planilla y otros gastos administrativos normales en un equipo de Primera División, de la Liga de Ascenso o de tercera división. Incluso, el señor Blanco me había pedido más tiempo para cancelar la garantía, pues no lo habían hecho en el tiempo estipulado", dijo Ordoñez.

Por su parte, el empresario porteño aseguró que, de acuerdo al contrato que él tenía, para pagar las garantías y el alquiler de la franquicia tenía tiempo hasta el 1 de agosto y no en una fecha anterior, como lo asegura Ordoñez.

"Es cierto que cuando ella me llamó no tenía el dinero, pero le pedí un par de días más. Me dice: '¿entonces qué hacemos?'. Yo le dije que lo más que puedo es entregarle la franquicia. Al día siguiente ella llega con el documento que deja sin efecto los otros dos contratos. Le pido uno o dos días más para pagarle, pues tengo un patrocinador con ¢10 millones, pero no aceptó y terminamos la negociación", comentó Blanco.

La mandamás del club porteño comentó que ella envió un mensaje de texto a Blanco el pasado lunes recordándole la fecha de pago, tanto de la garantía como del préstamo, como se había acordado. Sin embargo, asegura que Blanco le confesó que no podía cumplir con lo pactado.

"Él (Blanco) me confesó que no tienen liquidez para mantener el equipo. Así me lo hizo ver a mí y al abogado (Rónald Molina); por tal razón tomamos la decisión de asumir de nuevo el club. Uno no hace negocios para que se terminen mañana, siempre piensa hacerlos a largo plazo. Ahora tenemos el torneo encima y hay que cumplir obligaciones de los jugadores. Es algo que me tomó desprevenida, pero bueno, hay ponerle el pecho a las balas y seguir adelante", sentenció Ordoñez.

El dirigente porteño manifestó que la reacción de Ordoñez le sorprendió, que esperaba que ella valorara más el esfuerzo de pagar deuda, buscar patrocinadores y tratar que el comercio local se involucrara. Además confesó que había perdido dinero realizando diversas gestiones.

"En total cancelamos ¢24 millones en deudas. Puse plata de mi bolsillo e incluso perdí alrededor de ¢12 millones. No me arrepiento de haber tomado el equipo, pero quizás me arriesgué aceptando las condiciones iniciales. Hay gente que todavía me llama y me pide que continúe el proyecto, pero no hay marcha atrás. Aprendí que no se pueden dejar cabos sueltos en estos negocios", indicó Blanco.

La jerarca del club, tras finiquitar el contrato con Blanco, conversó el miércoles con el técnico Marvin Solano sobre la posibilidad de continuar al frente del plantel, no obstante el entrenador no lo hará, pues aduce que la negociación de su llegada la hizo directamente con Blanco.

Ordoñez se reunió en horas de la tarde con los jugadores para explicarles la situación del plantel. Después de una larga charla, los futbolistas decidieron continuar con el club y preparar el partido frente a Palmares este domingo en el estadio Jorge Palmareño Solís, a las 11 a. m.

"Los jugadores están dispuestos a continuar con la institución, a excepción de Bryan Sánchez, quien debe confirmarnos. El equipo lo asumirá un viejo conocido de la casa como es el caso del entrenador Luis Diego Arnáez junto a los asistentes (Alfredo) el Diablo Contreras y Norman "Pin" Gómez", sentenció Ordoñez.

Alexander Blanco recalcó que como experiencia le quedó la satisfacción de saber que tiene la capacidad para llevar a cabo un proyecto de fútbol y además, lo más importante, es que contó con el apoyo del comercio y la afición puntarenense que no le dio la espalda.

"Es importante que la gente sepa que había logrado sumar 500 nuevos socios al Puntarenas FC y teníamos previsto en los primeros días de agosto recolectar el dinero para el alquiler de la franquicia y además nos asegurábamos mes a mes el pago de la misma. Era cuestión de tiempo, porque en los tres partidos que organizamos en el Lito Pérez no nos había ido tan bien en lo económico como esperábamos", dijo Blanco.

Los porteños empezaron apenas el domingo anterior el Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso, con un empate 1-1 frente a la Asociación Deportiva Guanacasteca, en el estadio Lito Pérez.