Por: Diego Castillo 23 abril, 2014

En un duelo a muerte para definir el equipo que desciende a la segunda división del fútbol nacional, Puntarenas fue el perdedor y ahora jugará en la categoría de ascenso.

Los porteños empataron 1 a 1 ante Limón en un juego muy duro y nada fino. Con este resultado los naranjas jugarán en la segunda, mientras Limón se logra mantener en la categoría mayor.

Los porteños estaban obligados a ganar con dos goles de diferencia para conservar su posición entre los mejores 12 equipos de fútbol costarricense, así que empezar ganando era fundamental, pero sucedió lo contrario.

Apenas al minuto 3' cayó el gol de Limón, gracias a la anotación de volante Diego Díaz, quien luego de un centro desde la banda derecha prendió la bola antes de que tocara el suelo que terminó en el fondo del marco naranja.

Puntarenas reaccionó al 25' con un gol del defensa Yashin Bosques, después de un saque de banda cerca de la portería limonense. El arquero de Limón, Román Arrieta, despejó casi al centro del área lo que aprovechó Bosques para rematar.

El partido entre limonenses y chuchequeros fue de mucho roce.
El partido entre limonenses y chuchequeros fue de mucho roce.

El segundo tiempo estuvo marcado por las constantes caídas del guardameta Arrieta que cortaron el partido, ante la displicencia del árbitro Wálter Quesada.

Puntarenas intentó marcar más goles, pero los constantes ataques porteños llevaron poco peligro al marco limonense.

El segundo tiempo llegó hasta el minuto 58', pero no fue suficiente para que los porteños marcaran las dos anotaciones que necesitaban para aferrarse a la primera división. Ahora, deberán luchar en la segunda para volver a la categoría de honor.

Etiquetado como: