Por: José Luis Rodríguez C. 17 abril, 2014

San Isidro de El General. Puntarenas FC es ahora el equipo más presionado de toda la Primera División , puesto que está a dos partidos de sellar el descenso.

La derrota de ayer ante Pérez Zeledón (2-4) los mandó al sótano de la tabla acumulada de la temporada 2013-2014, a tres puntos de los generaleños y de Limón FC, que justamente hoy tiene su compromiso crucial ante Carmelita.

“Sabíamos que en este partido nos jugábamos la vida. Dimos el máximo, pero ni así nos alcanzó. Es difícil. Errores grupales nos están costando caro”, dijo el mediocampista Roberto Mudarra.

“La situación ahora sí que está complicada. Los dos torneos hemos sufrido con detalles. Hoy (ayer) fue así. Estaba parejo y un gol nos desestabilizó”, expresó el también volante Cristian Blanco.

Sin embargo, los chuchequeros no pierden la esperanza. Aún les quedan seis puntos por disputar ante rivales, en teoría, más accesibles que los de los generaleños.

Los jugadores porteños se lamentan tras el primer gol de Pérez Zeledón; los chuchequeros están cerca de la segunda categoría. | RAFAEL PACHECO
Los jugadores porteños se lamentan tras el primer gol de Pérez Zeledón; los chuchequeros están cerca de la segunda categoría. | RAFAEL PACHECO

Los porteños deberán visitar el domingo a Uruguay y recibir el miércoles a Limón FC; mientras que los isidreños serán casa contra Cartaginés y luego irán a la Liga.

“Todavía se puede. Seguiremos luchando. Ahora se trata solo de ganar o ganar”, expresó Blanco.

Quizás hasta pongan sus últimas fichas en el duelo ante la Tromba , puesto que a esa jornada final ambos podrían llegar igualados en puntos si se dan varios resultados.

Por su parte, el técnico de los sureños, Daniel Casas, respiró; pero solo un poco. Sabe que no escaparon de los problemas todavía.

“Hoy (ayer) había que ganar medio a cero. Era importantísimo. Así se hizo. Estamos en una mejor posición, pero no salvados. Vamos a ver qué nos depara el destino”, manifestó el timonel charrúa.