Por: Diego Bosque 9 septiembre, 2013

 Randall Chacón (derecha) conversó con uno de los integrantes del cuerpo técnico ayer en el estadio Juan Gobán. | ALEXÁNDER CARAVACA
Randall Chacón (derecha) conversó con uno de los integrantes del cuerpo técnico ayer en el estadio Juan Gobán. | ALEXÁNDER CARAVACA

Un punto en seis juegos es el pobre resultado que tiene en duda el futuro del técnico de Limón F. C., Randall Chacón.

Este panorama obliga a la dirigencia caribeña a replantear las cosas y tomar decisiones lo antes posible. Lindell Rouse, gerente de Limón, reconoció que deben dar un golpe de timón para enderezar el rumbo de un equipo que apunta al descenso.

“Ahora vamos a hablar las cosas con cabeza fría. Tenemos que tomar decisiones, sentarnos y decidir”, dijo Rouse.

Consultado sobre la continuidad del estratega Randall Chacón, evitó referirse al tema. Sin embargo, no descartó la separación del técnico.

“Eso es algo que de aquí a mañana (hoy para los lectores) se va a decidir”, reiteró el dirigente.

Para Rouse, el rendimiento de su equipo tiene tintes de crisis y se debe hacer algo de inmediato.

“Es preocupante, es una crisis que estamos viviendo”, concluyó.

Por su parte, Chacón es consciente de la situación adversa que enfrenta su escuadra y enfatizó en que no va a renunciar a su puesto.

El técnico criticó las desatenciones del plantel en la parte baja y que, desde fechas atrás, les han costado los partidos. Sin embargo, afirmó que asume toda la responsabilidad por el mal momento.

“Mi puesto está como cuando yo llegué, ellos (la directiva) me nombraron y son mis jefes y si ellos me tienen que quitar, me van a quitar. Yo no voy a renunciar”, indicó.

“Yo soy un trabajador, cuando uno no da resultados queda a las órdenes de sus jefes”, añadió.

La decisión sobre el futuro de Chacón se conocerá este lunes cerca del mediodía.