Randall Row afirmó ayer que el equipo ha aprendido de los errores del pasado

Por: Juan José Herrera Ch. 3 mayo, 2013

Hace un año, el calendario del Verano 2012 también dictó que Saprissa y Herediano se enfrentaran en el cierre de la fase regular.

El panorama, eso sí, era totalmente opuesto: la S ya tenía el boleto en el bolsillo, mientras los florenses tenían que ganar sí o sí para meterse en la fiesta y, de paso, dejar fuera a Alajuelense .

Los rojiamarillos no solo ganaron, sino que llenaron de goles a los locales con un inapelable 1-3 , un resultado que finalmente le impidió a los morados escalar hasta la primera casilla de la tabla y con ello ganarse la ventaja deportiva, un plus que les hizo falta más tarde para eliminar al Santos.

En diciembre, el Torneo de Invierno emparejó a tibaseños y florenses en las semifinales.

Los morados llegaron a la cita con ventaja deportiva y un empate 0-0 en el Rosabal, pero nuevamente la Cueva tuvo que aguantarse la celebración rojiamarilla y con ella otra amarga eliminación de la S.

Los dos son antecedentes frescos y, aunque en Tibás no olvidan, sí aseguran que ahora son un equipo muy diferente.

“Somos un equipo más trabajado, más sufrido también y con mucha ilusión de clasificar de nuevo y seguir aprendiendo de los errores.

”Hemos sido inconsistentes en determinados momentos, pero con cada fallo hemos aprendido, estamos más fuertes que tres o cuatro juegos atrás, hemos crecido mucho en la parte técnica y física y muchísimo en la mental, entonces estamos más tranquilos”, afirmó ayer el asistente técnico Randall Row.

Esa confianza la respalda también el hecho de que la actual planilla ya le ganó a Herediano en el Rosabal Cordero, pero, al igual que se dice en la calle, en Tibás están claros de que el rival no es el mismo.

Igual. Ayer, Randall Row corroboró que esta semana de trabajo no tuvo sorpresas en el conjunto morado y todo apunta a que el mismo equipo que inició ante Carmelita será el que lo haga el domingo.

El asistente fue enfático en que no se guardarán nada pues saben que se juegan mucho; eso incluye la presencia de Deyver Vega en la estelar, pese a que está a una amarilla de ser suspendido un juego.

“Aquí nadie se va a cuidar, el partido más importante para nosotros es el del domingo y van a jugar los que estén al 100% sin importar esas cosas, no nos podemos guardar nada”, enfatizó.

También dejó claro que prestan oídos sordos a las especulaciones y rumores sobre la alineación que podría presentar Herediano.

“Aquí nadie engaña a nadie, Heredia es un muy buen equipo y cualquiera que juegue va a ser de cuidado. Nosotros no comemos cuento, cualquier rival que venga hay que enfrentarlo con las mismas ganas, como si fuera una final”, añadió.

Saprissa necesita al menos un empate para asegurar el boleto; Herediano ya no tiene nada en juego más que su récord de puntos.