El jerarca florense conversó con La Nación y salió al paso de las aseveraciones que se hacen en las redes sociales sobre el funcionamiento económico del campeón nacional

Por: Juan Diego Villarreal 18 junio

"Desde que asumí el Herediano fui investigado por la Sugef, la Caja del Seguro Social, por lavado de dinero y narcotráfico. Tuve los teléfonos intervenidos por cuatro meses y han dicho que soy líder de un cartel y que tenía funcionarios del OIJ y la GAO en mi planilla".

El estadounidense David Patey, presidente de Fuerza Herediana fue muy directo en una conversación con La Nación sobre los cuatro años que tiene al mando del Team florense y por todo lo que ha pasado en su vida desde entonces.

Fiel a su estilo bonachón, el norteamericano admitió que se han dicho frases muy fuertes contra el club al cual preside, las cuales atribuye al desconocimiento de la gente. Asegura que aprendió a lidiar con acusaciones infundadas en las redes sociales y a convivir con ser una figura pública sin quererlo, desde que aceptó administrar el Herediano por 30 años en el 2012.

Bajo su mando, la institución suma cuatro campeonatos, que a su criterio se han logrado gracias a que el equipo florense es administrado por un grupo 'mañoso, pero honrado'.

Patey, quien tiene doce años de vivir en Costa Rica reiteró que no conocía nada del mundo del fútbol antes de tomar la decisión de involucrarse con el cuadro rojiamarillo a pedido de su socio y amigo Aquil Alí, cuando negociaba la compra del Parque África Mía, en Liberia, Guanacaste, con el empresario Mario Sotela.

--Cuando el Herediano gana el campeonato y usted encuentra en redes sociales esa frase que nos menciona: "Equipo narco gana el campeonato". ¿Qué se le viene a la cabeza?

--Entiendo la posición de la gente. Vamos a ver... nosotros en el Herediano cobramos menos taquillas, vendemos menos camisas y dicen que tenemos el plantel más caro de Costa Rica. De acuerdo a lo que puede percibir la gente lo que dicen es que estamos lavando plata. Ese es el tema.

--¿Eso es lo que se pregunta la gente?

--Lo que pasa es que el fútbol es una máquina de mercadeo y donde toco la puerta, me abren; y donde llamo, me contestan; incluso, estoy seguro que si llamo al presidente de Costa Rica tarde o temprano él me va a entender porque el fútbol mueve muchas cosas.Tengo una anécdota: Una vez entré en un banco en Escazú y un guarda me paró y me dijo: 'Don David, dicen que no hay plata en el fútbol. Si no estás lavando dinero, ¿cuál es su negocio?'

El tema del lavado de dinero y el narcotráfico ha sido el discurso desde que entré al Herediano. pues la conclusión es que quién se mete en el fútbol tiene plata fácil o ilegal y lo gastan en un negocio que no genera plata. Lo que pasa es que si en el fútbol tienes un equipo que da rendimiento, que es campeón y hay patrocinadores que están poniendo plata es un buen negocio.

Por ejemplo, yo lo entiendo como tener un carro chuzo, pero si le das vuelta a la derecha antes de tiempo lo vas a chocar, pero si cambiás el chofer y algunas otras cosas en el proceso, va a dar un buen rendimiento y eso es lo que pasa con el Herediano.

Además, el dinero del Mundial Brasil 2014 nos dio un gran impulso porque no esperábamos que íbamos a llegar tan largo en Brasil. Asimismo, los patrocinadores nos han apoyado y tratamos de rescatar todo lo positivo en beneficio del club.

--¿Qué tanto le molesta que los asocien con ese tipo de negocios ilícitos?

--No molesta porque no es mala intención de la gente, es porque están mal informados. Yo trato de ver lo positivo. A ver... nadie habla de su vida sexual ni financiera. A veces uno piensa en exponer todos los libros, pero entonces uno no puede enseñar sus secretos a la competencia porque tengo que ganar.

Entiendo que la gente no sabe de números; pero si uno va a lavar plata ¿para qué la va a lavar en una empresa tan visible? Usando la lógica ¿cómo lavaría plata en el Herediano, cómo lo haría? Nadie puede contestar.

--Entonces, ¿cómo explicar la transformación del Herediano en los últimos años y que prácticamente tiene la planilla más cara sin necesidad de plata mal habida?

--La plata que se obtiene de los patrocinios en la camiseta y el aporte del patrocinio de los canales. La credibilidad que tiene el equipo es muy importante. La mayoría no saben cuánto pagan las empresas patrocinadoras y eso nos compromete a tener un equipo sólido, competitivo tanto en el plano personal como financiero. A veces me dicen que la camiseta se vería más linda si la limpiamos, entonces yo les digo que está bien: la limpiamos, pero quitamos jugadores; ese es el tema. Tampoco vamos a contratar a un jugador y vamos a orar para que lleguen más patrocinadores para poder pagarlo. No se gasta una peseta más de lo que nos entra, ni ponemos plata.

--¿Por esas insinuaciones sobre el club se ha sentido perseguido?

--Tres días después de la presentación del Herediano en 2012 una persona tocó la puerta de mi oficina y me dijo que venía de parte de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). Diez días después fue la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) para una auditoría aleatoria. Les preparamos un paquete con comprobantes, contratos, orígenes de cobros... porque quien no la debe, no la teme. Todo esto pasó después de ser presentado como el presidente del Herediano y yo tenía 12 años de estar en el país con mis negocios.

--¿A usted lo han investigado?

--Fui investigado por la Sugef, la CCSS, además por lavado de dinero, por narcotráfico. De mí dijeron que era líder de un cartel y que tenía en la planilla de mis empresas a oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y del Grupo de Apoyo Operacional de la Fuerza Pública (GAO). Además, por cuatro meses tuve intervenido los teléfonos y los vehículos del OIJ seguían mis pasos y vigilaban mi oficina. Con esta cara decían que este gringo era jefe del cartel de Sinaloa. Esas cosas dan mucha pereza, la verdad.

--¿Llegó a sentir temor en algún momento por todo lo que se ha mencionado?

--Yo no ando en nada malo y me ha sido difícil construir mi reputación, la cual pueden echar a perder en cinco minutos si de pronto llegan a allanar mi casa y me sacan manos atrás esposado y tiempo después se demuestra que soy inocente, pero el daño ya está hecho. Una vez hablé con Rolando Fonseca sobre la situación que él vivió con el asunto de un avión y un expresidente. Después de todo lo que sucedió se demostró que era inocente pero el daño estaba hecho y fue muy duro para él y su familia.

--Al tomar el Herediano usted se convirtió en la figura principal, prácticamente la imagen del equipo y la gente le tomó simpatía, sin embargo en los últimos meses se desapareció. ¿Por qué?

--Esa pregunta me la hacen últimamente. Al principio era extrovertido, salía en la prensa, me reconocían en los restaurantes. ¿Qué era tica linda? De acuerdo ¿Ser bombeta? No tanto, por eso bajé mi tono mediático, pero creo que lo bajé más de la cuenta porque uno debe recordar que la vida de una figura pública es dinámica. Tenemos la obligación de ser un ejemplo, esa es mi opinión, porque la gente no olvida lo malo que hace uno, no importa si has hecho muchas cosas buenas. Yo sentía que sobresalía demasiado, por eso reconozco que bajé mi tono, pero si ven al lado Sur del estadio en los partidos siempre estamos allí.

--¿Por qué no estuvo en la final ante Saprissa por el cetro 26?

--En la final pasada ante Saprissa en el partido de vuelta no vieron al gringo loco pero buena gente y me preguntaron ¿qué se hizo don David? Lo que pasa es que es domingo y yo tengo ciertas obligaciones con la iglesia y desde la primera temporada al mando del Herediano tomé una decisión sencilla: los domingos no voy a estadio. Es la primera vez que una final es domingo, pero los sábados siempre estoy en el estadio.

Sotela me dijo que iba a matar a Herediano
El presidente de Fuerza Herediana, David Patey celebra el título 26 del cuadro rojiamarillo en el estadio Eladio Rosabal Cordero. Junto a él, Aquil Alí, quien le pidió intervenir para administrar el club.
El presidente de Fuerza Herediana, David Patey celebra el título 26 del cuadro rojiamarillo en el estadio Eladio Rosabal Cordero. Junto a él, Aquil Alí, quien le pidió intervenir para administrar el club.

--¿Cómo se da la negociación para comprar el Herediano?

--Muchos no saben que habíamos negociado la compra de África Mía antes que la del club. Según el aficionado, David Patey compra el Herediano primero y luego África Mía. Lo que pasa es que cuando no se tiene información la gente juzga por lo que le han dicho.

Cuando yo me metí al Herediano, me engañaron, pero yo no me arrepiento y lo digo en vacilón. Porque yo no tenía la menor idea en qué me estaba metiendo. Yo le dije a Jorge Castro, presidente de la Asociación Club Sport Herediano, que entraba siempre y cuando no perdiera mi privacidad, lo que demuestra lo pollito que era yo cuando firmé con Mario Sotela la carta de intención aquel jueves de octubre por la noche del 2012.

--¿Llevar a cabo el negocio del Herediano fue caro para usted y sus socios?

--El vínculo mío con Mario Sotela era el negocio con África Mía y no es un secreto que estaba pasando por una situación financiera bastante difícil y habían desafíos en Herediano y Liberia también. A Mario Sotela yo le dí $10.000 (¢5.650.000 al tipo de cambio actual) y firmó el documento aquel jueves; también le di algunos beneficios con respecto a otro negocio.

-¿Fue una negociación complicada?

--Hablé con Mario (Sotela) a pedido de Aquil Alí, porque él me dijo que amaba mucho al Herediano, que era su equipo de fútbol y que estaba pasando una situación difícil. Me preguntó si podíamos hacer algo por el equipo. Entonces le consulté a Mario cuál era su intención con el Herediano y él me dijo que lo iba a 'matar' como a Liberia. Claro hay que ponerse en los zapatos de Mario, porque había invertido dinero, pagó deudas, vendió activos, invirtió capital propio y en el proceso queda con una situación financiera difícil que era muy clara. Además, me cuenta que en la calle lo insultan, que insultan a su madre y, entonces, no era el mejor panorama para él.

Después de esa conversación hablé de nuevo con Aquil y le explico que está mal la cosa, que el hombre está molesto, está ofendido, frustrado con la afición del Herediano.

Poco después volví a hablar con Sotela, acepté algunas concesiones que quería en el negocio de África Mía y le di $10.000 en efectivo, Allí en mi caja fuerte tengo el documento autenticado y firmado por el abogado.

--Todo el mundo piensa que fue un negocio millonario.

--En su momento él me pidió que dijera que yo había pagado una millonada por el equipo. Yo le pregunté: 'Mario de qué te sirve eso si no es por el orgullo'. Aquí es donde se le debe explicar a la gente que no hay plata que valga en el fútbol. Por el Herediano solo pagué $10.000.

--¿Cómo fue ese primer impacto tras la compra del Herediano?

--Recuerdo que el jueves había un grupo hablando en la prensa sobre la compra del Herediano y de repente apareció este gringo. Hablé el viernes, después de la transacción con Sotela, con mis abogados y comisionionistas sobre lo que había firmado con Sotela y no sabía que ese era un buen chisme o una buena noticia. A las 9 a. m. un empleado me dijo que en una página web se anunciaba que un grupo americano había comprado el Herediano. A las 2 p. m. decían que el empresario se llamaba David y era mormón y a las 4 p. m. en la internet estaban fotos viejas con mis hijas y decía David Patey es el nuevo dueño del Herediano. Después de ese día le dije a mi esposa que era el último día que iba a poder caminar por un mall sin que me reconocieran.

--¿Cuál fue su reacción ante la búsqueda de la prensa para saber quién era usted?

--La gente se sorprendía que yo hablara tan bien el español y conociera tanto de Costa Rica. Lo que pasa es que yo tenía 12 años de vivir en este país. Tuve que aclarar que no era el novio del padre Mainor, el socio de Minor Vargas, el distribuidor del Palidejo o el compa de Quintavalle. Recuerdo esos apellidos y pido disculpas al mencionarlos. No lo hago por irrespeto, sino porque la gente quería saber cuál era el vínculo mío con alguno de ellos, por el tipo de personas que se habían metido al fútbol.

Lo que quiero dar a entender es que desde el primer día tuve que defenderme, porque la gente quería saber de dónde vengo, quién soy. Quizás es la parte difícil porque hay gente que tiene buena intención y otras que solo desean ver lo malo de las cosas que uno hace, pero no tengo quejas y si se diera la oportunidad volvería a entrar en dos toques.

Etiquetado como: