Saprissa despojó a ambos del liderato al vencer a la UCR 3-0.

Por: Steven Oviedo 17 febrero, 2016

La ardua lucha en la cancha reflejó que Pérez Zeledón y Alajuelense tienen mucho en juego y que no están dispuestos a ceder un solo milímetro en este torneo.

Ambos equipos tuvieron entrega, pelearon por cada balón y hasta se lucieron con buenos goles, en un duelo que puso a vibrar a los aficionados.

La victoria no solo significaba amanecer como líder solitario, sino que para los generaleños era ratificar que pueden pelear por la clasificación, mientras que los manudos querían subir la voz de cara al clásico del domingo, pues un triunfo se sumaba al conseguido el sábado ante Herediano.

No obstante, por más sudor que derrocharon los actores, no hubo un ganador. El duelo acabó con un 2-2, justo por el esfuerzo visto en la cancha.

La cuenta la abrió el hondureño Jorge Claros de penal, apenas al minuto 11, luego de que el portero Darryl Parker cometió una falta innecesaria sobre el volante Allen Guevera.

El empate llegó justo en el momento en que parecía que los locales quedaban desarmados y a la deriva, por la expulsión de Eduardo Valverde, quien se ganó dos tarjetas amarillas apenas en minuto y medio (47’ y 48’).

Fue Erick Scott quien sacó los aplausos del público, tras recibir un gran pase de Erick Marín.

El atacante ingresó al sector derecho del área y se topó con Patrick Pemberton, por lo que no tuvo más remedio que salirse.

Ahí el portero falló, pues no intentó regresar a su marco ni presionar a Scott, quien se volteó, remató colocado de zurda, con poco ángulo, para hacer un golazo, que fue más espectacular porque Esteban Marín no pudo desviar el esférico pese a su gran salto en la propia raya de sentencia.

Al límite. La bofetada hizo al León volcarse al frente, con la intención de conseguir la segunda diana, lo que cumplió al 71’.

Fue una jugada magistral. Carlos Discua, quien ingresó de variante, avanzó por la parcela izquierda y lanzó un pase a José Guillermo Ortiz, que con mucha propiedad dentro del área bajó la bola de pecho para que Andrés Lezcano (también llegó de cambio) rematara de zurda.

Alajuelense ya sentía los tres puntos en la bolsa, pero los sureños sacaron esa gallardía que los caracteriza y corrieron por toda la cancha en procura de hallar el espacio idóneo para evitar ser hincados en su patio.

Cuando el tiempo regular estaba al límite, Anllel Porras se volcó de chilena y la pelota golpeó la mano de Esteban Marín.

El central Jeffrey Solís señaló penal, pese a los reclamos de los alajuelenses.

El propio Porras colocó el esférico al lado izquierdo de Pemberton, quien voló al derecho.

Jorge Claros estuvo a punto de quitar la paridad, pero el balón pasó besando el horizontal tras su remate desde fuera del área.

Con la combinación de resultados, Saprissa es el nuevo líder del torneo, con 18 puntos, uno más que rojinegros y generaleños. Los morados golearon en su casa a la UCR, 3-0.

*Nota del editor: Este artículo se modificó el miércoles a las 10 p. m. con el resultado del juego entre Saprissa y UCR.

Etiquetado como: