Entre el torneo regular y la cuadrangular, los sureños tuvieron un rendimiento del 45% en terreno ajeno

Por: Fiorella Masís 21 diciembre, 2017

Pérez Zeledón demostró el miércoles que tiene con qué hacerle daño a Herediano, pero para terminar la tarea requiere jugar uno de sus mejores partidos en el Rosabal Cordero.

Para los sureños no es extraño los buenos resultados en terreno ajeno, porque entre la fase regular y la cuadrangular, tuvieron un rendimiento del 45%.

El delantero Josué Mitchell, de Pérez Zeledón, en un partido ante Herediano. Fotografía: José Cordero
El delantero Josué Mitchell, de Pérez Zeledón, en un partido ante Herediano. Fotografía: José Cordero

Incluso, en la casa rojiamarilla sacó una victoria (1-2) en la última jornada de la cuadrangular, y aunque el Team jugó con una alineación alternativa, Pérez dejó en evidencia que no se achica en ningún escenario.

Tampoco lo hizo en etapa inicial del certamen, cuando le ganó a Saprissa (2-1) en la Cueva, sacó un empate 3-3 ante la Liga y otro en el Juan Gobán (2-2).

Ante Herediano perdió en la jornada 9, pero se trató de un cotejo parejo. A los generaleños les costó encontrar el gol, que llegó hasta avanzado el reloj.

En general así fue cuando Pérez cuando vistió a sus rivales, cosechó victorias importantes y si perdió, lo hizo por pocos tantos de diferencia.

Solo Santos, en la primera fecha, le anotó cuatro tantos. Después, tan solo Cartaginés y Saprissa lograron concretarle dos goles.

Uniendo los resultados de la etapa regular y cuadrangular, Pérez acumuló seis victorias, tres empates y cinco derrotas como visitante.

La final será otra prueba para que los generaleños confirmen que lejos de su casa pueden mantener la mejor versión.

Eso no sería extraño, considera Horacio Esquivel, técnico de Limón, pues ya lo demostraron, aunque, afirma, ser finalista es diferente a disputar un partido regular.

“A parte del buen trabajo (de Pérez) se la está creyendo, de visita no creo que se caiga porque tienen jugadores de experiencia. Ya tienen tres puntos, incluso empatando ganan, pero Heredia también tiene mucho material para revertir el marcador”, analizó el entrenador limonense.

Wílmer López, extécnico de Alajuelense, también vivió de cerca la capacidad sureña de visitante.

Para el entrenador, gran parte de ese temple para jugar en otros estadios está basado en la experiencia de muchos jugadores, tanto titulares y suplentes.

“Es un equipo incómodo. A muchos de sus futbolistas no les ha pesado jugar en cualquier lugar. No se trata de un grupo de novatos y eso les ayuda para manejar el ambiente del sábado”, explicó.

Etiquetado como: