El club generaleño se concentra en armarse lo antes posible ante la salida de 5 titulares

Por: Alejandro Méndez Leiva 11 enero, 2013

Pérez Zeledón. Un año después poco queda de aquella planilla que le permitió al Municipal de Pérez Zeledón liderar la clasificación final del Torneo de Verano del 2012 y meterse a las semifinales.

La salida de algunos jugadores y la rotación de los técnicos para el siguiente Invierno, influyeron para que los Guerreros se quedaran en el camino en busca del boleto, una tarea que ahora de nuevo se ponen en el horizonte.

Tanto jugadores como cuerpo técnico aceptan que el club podría resentir la marcha de hombres como Robert Arias, Francisco Calvo o el portero Adrian de Lemos, todos con participación importante durante el año pasado y cuyos espacios serán difíciles de llenar.

“Hubo muchos cambios de jugadores, algunos por necesidad, por presupuesto también de que vinieron ofertas que le convenían al club. También se han ido jugadores importantes en defensa así que ahora tocará reestructurarnos, rearmar y trabajar con la gente que vino” afirmó el técnico argentino Miguel Rossi.

Esfuerzo. Las variantes en la planilla obligarán a los jugadores de más experiencia a redoblar esfuerzos para mantener la barca a flote y para apresurar la adaptación de las nuevas fichas al club.

“Obviamente la responsabilidad está en los jugadores más experimentados y que ya estaban en el equipo, pero igualmente los que vienen de afuera tienen su cuota para y de rendir en el equipo, así que entre todos vamos a salir adelante”, explicó Luciano Bostal.

“Es verdad que se han ido compañeros importantes para el andamiaje del equipo, pero también es cierto de que cada vez somos más fuertes”, sostuvo Camilo Aguirre, otro de los que sí seguirá en Pérez.

El técnico Rossi añadió que el choque del domingo ante Puntarenas servirá para evaluar el desempeño de los jugadores y detectar puntos débiles, especialmente en las zonas donde todavía se trabaja en llenar los espacios que dejaron los jugadores salientes.