Comité Disciplinario se reunirá mañana para analizar lo ocurrido en Alajuela

Por: Randall Corella V. 18 abril, 2013

Jugadores del Club Sport Herediano y la Asociación Deportiva Carmelita se exponen a fuertes castigos deportivos y económicos luego de protagonizar una gresca de varios minutos la noche del martes.

Florenses y carmelos se enfrascaron en una pelea una vez finalizado el juego que los rojiamarillos ganaron 3-5, en el estadio Alejandro Morera Soto, de Alajuela.

Instantes después del pitazo final, los jugadores verdolagas la emprendieron contra el defensor rojiamarillo Derrick Johnson, acusándolo de agredir a su compañero Alejandro Aguilar.

Camino al vestuario, los carmelos increparon al florense, quien rehusó enfrentarlos y rápidamente fue retirado del terreno.

Sin embargo, una vez en los camerinos, los ánimos volvieron a calentarse y aparecieron algunos golpes en medio de una trifulca con decenas de participantes.

“En la cancha nos fue reportada una agresión de Derrick Johnson contra Alejandro Aguilar, que fue lo que detonó la disputa.

“Eso es lo que nos cuenta Alejandro, y efectivamente nos mostró una herida en el labio”, explicó el directivo carmelo Miguel Loría, delegado del partido.

Ayer se intentó conocer la versión del goleador verdolaga, pero no contestó las llamadas hechas a su teléfono celular.

En Herediano no se refirieron ayer al tema, aunque el propio Johnson aseguró a la prensa, tras el partido, que no golpeó a nadie.

“Cuando lo vi, estaba en el suelo, se estaba quejando y me señalaba a mí, entonces se vinieron a reclamarme”, se defendió el zaguero.

Aunque ya tiene en su poder los informes del cuarteto arbitral y del comisario de la Unafut, será este viernes cuando el Comité Disciplinario los analice para imponer las sanciones que correspondan.

Loría dijo ayer que la Junta Directiva carmela aún no se había reunido para ver el asunto, pero esperaba que no hubiera fuertes sanciones para el club alajuelense.

Racismo. Por otra parte, en declaraciones dadas el martes a radio Monumental, el delegado de la Unafut, Warner Acuña, aseguró que en el intermedio del partido Carmelita-Herediano se expulsó a un aficionado del estadio por proferir insultos racistas contra el florense Víctor Núñez.

“Es cero tolerancia en cualquier estadio donde se jueguen los partidos de primera división.

“Lamentablemente, ahora Carmelita se expone a una multa, como le ocurrió a Cartaginés”, afirmó Acuña.

Al respecto, el directivo Loría indicó que había escuchado el rumor, pero desconocía el hecho y que el club no fue notificado al respecto por la Unafut, ni por la seguridad privada ni la Fuerza Pública.