El técnico prefirió no criticar el trabajo del cuarteto arbitral y adujo que los silbateros son seres humanos que también se equivocan

Por: Esteban Valverde 19 julio, 2015

¿Cómo explicar lo sucedido por el arbitraje?

Es complicado, tampoco hay que quitar que México hizo un gran partido, son cosas del fútbol, tuvimos opciones y no las pudimos concretar, esto es parte de lo duro que es el fútbol, son seres humanos y desgraciadamente pitaron penal.

¿Qué piensa que comercialmente a la organización le sirve que pase México?

No voy a pensar mal, no quiero pensar mal, ya pasó y estamos fuera del torneo. Nosotros tenemos que llegar a reflexionar, no voy a ponerme aquí hacer una polémica porque simplemente estoy dolido al igual que los muchachos.

Con las próximas elecciones del nuevo presidente en la Fedefútbol ¿siente que está estable en el banquillo?

Nunca he pensado en eso, siempre hemos hablado que la prioridad es el Mundial de Rusia 2018, es cierto que hay elecciones y es cierto que el ambiente durante la Copa Oro se ha empeorado, pero yo estaba muy enfocado en sacar primero este partido y lograr el objetivo.

"Yo les dije a los jugadores que no tienen que salir con la cabeza abajo, perder de esta forma por un fallo arbitral es duro, es complicado, pero no tienen que bajar a cabeza y yo mucho menos. De aquí a lo que pase el día de mañana no sabemos".

¿Por qué siente que el equipo se echó atrás?

No jugamos al empate, cuando pasamos a línea de cinco, la consigna era presionar más adelante. México provocó eso con sus lanzamientos de balones largos. Es obvio que la defensa tiene que ir para atrás.

¿Qué se siente perder de esa manera al final del juego?

El fútbol es así, he estado en partidos donde lo hemos dado todo y hemos estado encima de un rival y no se ha ganado, hoy se perdió en el último minuto. Ahora hay que levantarse de esto porque queremos sacar conclusiones ya que fue lo más cercano a vivir una eliminatoria.

¿Qué rescata de los cuatro partidos que afrontó en el torneo más importante del área?

Todos los juegos tuvieron cosas importantes, pero los últimos dos compromisos fueron propios de un partido eliminatorio que se jugó al límite, se compitió de una forma muy buena, intensa, con máxima concentración.

"Entiendo que hay espacio para mejorar sobre todo en detalles, hay que hacer una evaluación primero individual, luego grupal para tomar conclusiones para lo que viene que ya que el objetivo primordial es el Mundial".