El portero no controló su ira y quebró la puerda del camerino visitante

Por: Ferlin Fuentes 24 septiembre, 2015
Patrick Pemberton se estira para evitar que el argentino Jonathan Hansen remate. El juego fue parejo y vistoso. | LUIS NAVARRO
Patrick Pemberton se estira para evitar que el argentino Jonathan Hansen remate. El juego fue parejo y vistoso. | LUIS NAVARRO

Patrick Pemberton, arquero de Alajuelense, denuncia que recibió escupitajos al abandonar la cancha sintética del Eladio Rosabal Cordero y admite que, víctima de la ira, quebró la puerta del camerino visitante.

"No puede ser que en este estadio sigan pasando estas cosas. Soy un ser humano y merezco respeto, esto es una falta de cultura. Puedo aceptar que nos insulten, que nos griten de todo, pero esto es inmoral. No es posible que se tenga que salir todo escupido. Es asqueroso", dijo Pemberton.

El jugador señaló que las condiciones que presenta el inmueble de los florenses no puede servir de excusa para los actos señalados.

"Recalco, es un tema de cultura. El hecho que aquí las personas están casi encima suyo no da pie para estas cosas. Vemos estadios similares en ligas importantes y esto que pasó aquí no se ve. Esto es denigrante", explicó con molesto el portero manudo.

El presidente de Alajuelense, Raúl Pinto, comprende el malestar de su jugador pero no justifica el hecho de hacer un daño en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

"Son cosas que suceden en un momento de mucho coraje, no es justificable y él responderá por el daño, no hay duda de eso. Pero lo que le hicieron a Patrick Pemberton es un acto lamentable", dijo Pinto.

El guardavallas manudo aclaró que ya sea él o la dirigencia van a reponer el daño causado, pero hace un llamado a la Unafut y a la seguridad privada para tomar medidas reales de seguridad en el estadio del Club Sport Herediano.

Por su parte, la dirigencia rojiamarilla no respalda los actos de su afición y tampoco cree que la actuación de Pemberton justifica lo que sucedió al salir de la cancha.

"No es el tema de si nos pagan la puerta o no, aquí es el acto. Usted no va a otra casa para hacer daños, nos molestan estos hechos. Nuestros jugadores tienen claro que por más provocaciones o enojo por alguna razón, no pueden hacer daños en otros estadios", explicó Orlando Moreira, vicepresidente de Fuerza Herediana.

— Patrick Pemberton (@PPemberton01) septiembre 24, 2015