Por: Ferlin Fuentes 24 mayo, 2015

Patrick Pemberton voló y dominó las alturas para controlar el juego aéreo del Herediano, pero no fue suficiente ante los errores que cometió su defensa que depararon en los dos goles del equipo de casa, ayer.

En el primer tiempo, el meta hizo la mejor parada del compromiso. Jonathan Hansen se liberó de la marca de Johnny Acosta y disparó de cabeza cerca del punto de penal. Pemberton se estiró a su lado izquierdo y rechazó el balón.

Durante el segundo tiempo, el arquero fue la figura defensiva de su equipo y logró sostener el empate parcial conseguido por Pablo Antonio Gabas.

En esa parte del compromiso, el guardameta le ahogó el grito de gol a Gabriel Gavilán Gómez luego de un tiro libre, el cual fue un remate picado desde fuera del área.

También tuvo otra acción salvadora en un entrevero en el área pequeña, después de un tiro de esquina. El remate lo hizo Cristhian Lagos.

Para el técnico Johnny Chaves, la defensa de Alajuelense pecó al intentar detener el juego aéreo del Herediano.

Porfirio López sufrió con Lagos en las alturas. | LUIS NAVARRO
Porfirio López sufrió con Lagos en las alturas. | LUIS NAVARRO

Precisamente, los rojiamarillos lucieron fuertes en jugadas por las alturas.

“Desde el juego anterior se ve mucha desatención entre los centrales, ellos atacan de forma errónea la pelota, pues se posicionan mal”, afirmó Chaves.

De hecho, el Team consiguió su gol luego de un centro de Randall Azofeifa a Hansen, quien le ganó en dos ocasiones un duelo aéreo al central Kenner Gutiérrez. Luego fue Keyner Brown quien anotó.

El cuidapalos erizo sumó seis paradas efectivas.

El esfuerzo de Patrick fue insuficiente ante los errores de sus zagueros.