Por: Ferlin Fuentes 27 abril, 2015

San Ramón. La Comisión de Fútbol de Palmares (Cofutpa) le devolvió la alegría a un cantón que no celebraba desde 1991, cuando dejó la Primera División.

Hoy es inquilino de la Liga de Ascenso y pide ayuda a la comunidad para mantenerse ahí.

Los palmareños derrotaron ayer 3-0 (5-2 en el global) a Sagrada Familia en un repleto estadio Guillermo Vargas Roldán, en San Ramón. Los goles fueron de José Navarro (al 10’ y al 57’, de penal) y Mariano Montero (77’).

El actual monarca de la Liga Nacional de Fútbol Aficionado (Linafa) ocupará, la próxima temporada, la vacante que dejó Siquirreña, pero la lucha por mantenerse será de todos.

Mario Ávila, presidente de Cofutpa, no se embriaga de la felicidad que genera ser campeón; pone los pies en la tierra y dice que desde hace una semana planea el difícil reto que se avecina.

“Algunos empresarios ya mostraron su anuencia para colaborar. El presupuesto que se necesita para jugar en Segunda es más alto. En Linafa está prohibido pagarle a los jugadores y esperamos llegar a un acuerdo con los muchachos para que la mayoría siga con un salario que nos pueda ayudar a ambos”, reveló Ávila.

El palmareño José Vásquez (18) celebró con sus compañeros el ascenso a la Segunda División, tras derrotar a Sagrada Familia. | JOSÉ CORDERO
El palmareño José Vásquez (18) celebró con sus compañeros el ascenso a la Segunda División, tras derrotar a Sagrada Familia. | JOSÉ CORDERO

Según el jerarca palmareño, un año en el fútbol aficionado puede rondar una inversión de ¢12 millones.

En la Liga de Ascenso, dependiendo de las pretensiones, puede incluso llegar al doble de inversión, dijo Ávila.

Navarro cree que recibirán ayuda del cantón.

“Los jugadores somos de la zona, trabajadores y estudiantes. Queremos hacer un buen papel en Segunda División y necesitamos de todos. Por dicha ya se ha escuchado de patrocinadores que quieren sumarse al proyecto”, dijo Navarro.

Etiquetado como: