El pequeño futbolista jugó como enganche como en Cartaginés y se vio bien con la Sele

Por: Johan Umaña V. 16 agosto, 2013
El costarricense Pablo Herrera presiona al portero de República Dominicana, Miguel Lloyd, en el amistoso del miércoles. El pequeño volante marcó en los 25 minutos que estuvo en cancha. | EFE
El costarricense Pablo Herrera presiona al portero de República Dominicana, Miguel Lloyd, en el amistoso del miércoles. El pequeño volante marcó en los 25 minutos que estuvo en cancha. | EFE

Por su rendimiento en Cartaginés, porque aprovechó sus minutos contra República Dominicana y, sobre todo, por su polifuncionalidad, Pablo Herrera levanta la mano para colarse en el equipo de Jorge Luis Pinto para la hexagonal.

En el segundo partido del pequeño futbolista en la era del seleccionador colombiano, Herrera reafirmó que su objetivo es ser miembro fijo de la Selección Nacional.

“La suerte de uno es la desdicha de otro”, reza el refrán. Solo que en este caso fue al revés: Cristian Bolaños perdió el pasaporte y eso le dio el campo a Pablo.

El miércoles marcó su cuarto gol con la roja y demostró a Pinto que puede jugar varias posiciones.

“Para mí, la posición me ayuda bastante por las diferentes variantes que puedo hacer en ofensiva.

“Es la posición en la que más me siento a gusto”, comentó Herrera el miércoles a La Nación .

Contra los caribeños, Pablo sustituyó a Jonathan McDonald, al 65’, y se ubicó como enganche por la banda derecha del ataque.

A cuatro minutos del final marcó el cuarto gol de Costa Rica.

“Me gustó el accionar, no jugó tanto pero le hemos venido viendo en su equipo. Considero que sí tenemos identificada plenamente que la función de él es de medio campo hacia adelante. Aportó cosas importantes aparte del gol, lo está haciendo bien.

“En Canadá jugó otra posición, le aporta al fútbol y cosas importantes, lo estoy pensando”, comentó Pinto desde Dominicana.

Polifuncional. El miércoles, Herrera se ubicó exactamente como ha estado jugando con Cartaginés.

“Me sentí muy bien, con confianza en lo que tenía que hacer. El profe (Pinto) me pidió que hiciera lo mismo que vengo haciendo en Cartaginés”, comentó el brumoso.

La temporada pasada, con el Uruguay de Coronado, Herrera jugó de delantero central en un conjunto hecho para matar por velocidad en el contragolpe.

En el inicio de su carrera fue lateral derecho, con la Liga, a pesar de ser delantero en ligas menores.

Mientras que en su traumática experiencia por Europa fue volante por derecha, en lo poco que pudo jugar con el Aalesund noruego.

Es válido recordar que Herrera regresó al país hace cerca de dos años después de una serie de lesiones que le impidieron afianzarse.