5 septiembre, 2014

Los futbolistas utilizan otros campeonatos en Europa como un trampolín que les ayude a saltar algún día a las cuatro ligas más famosas del Viejo Continente.

En la mayoría de ocasiones, los legionarios viajan a torneos europeos de menor calibre para buscar ambientarse al nuevo estilo de vida, según el representante de jugadores Adolfo Hernández, de la firma C&H Sports.

El socio de Hernández, Aquiles Certad, comentó que estar en Europa es una ventaja a la hora de buscar un segundo contrato para un legionario, ya que el club lo conoce y el jugador ya está ambientado al estilo de vida.

“Esto sucede porque en el torneo de aquí no tienen tanto alcance, por eso se van a presentarse ante los ojos del fútbol de Europa. Es como tratar se cruzar un río con piedras y primero se usa una pequeña para llegar a una grande”, explicó Certad.

Esa fórmula la utilizó Bryan Ruiz, quien de Alajuelense se marchó al KAA Gent de Bélgica en el 2006. Tres años más tarde llegó al Twente de Holanda y en el 2011 dio el paso a la Premier League con el Fulham.

El capitán de la Selección Nacional jugó con el PSV holandés y posteriormente regresó al Fulham, club que ahora disputa la segunda división inglesa.

Por su parte, el defensor Bryan Oviedo salió de Saprissa al Copenhague de Dinamarca en el 2010. Estuvo con el Nordsjaelland danés en condición de préstamo y regresó a su antigua casa para salir de manera definitiva rumbo al Everton de la Premier inglesa, donde aún milita.