Cuenta con cuatro mundialistas y otros habituales en sus convocatorias

Por: Cristian Brenes 2 febrero, 2016
La Nacional trabajó en el Proyecto Gol desde el jueves de la semana anterior. | ALONSO TENORIO
La Nacional trabajó en el Proyecto Gol desde el jueves de la semana anterior. | ALONSO TENORIO

Pese a que Costa Rica no contará con sus principales estrellas para visitar a Venezuela, hoy a las 6 p. m., por no ser fecha FIFA, el técnico Óscar Ramírez supo mover sus fichas para armar un plantel que le permita sacar pecho ante la Vinotinto.

Ramírez conformó un plantel de peso gracias a jugadores de experiencia como los mundialistas Patrick Pemberton, Johnny Acosta, Waylon Francis y Randall Azofeifa.

Además, llamó a gente de su entera confianza, como Daniel Colindres y Johan Venegas, ambos presentes en siete de las ocho convocatorias que acumula el Macho desde que llegó a la Tricolor, en agosto del 2015.

A ellos se suman futbolistas con proyección, tal es el caso de David Ramírez y Jordan Smith.

Así lo ven exseleccionados, quienes señalan que no se puede menospreciar a este combinado y mucho menos pensar que la Sele pone en riesgo hoy el estatus que ganó después del Mundial de Brasil 2015.

Posible once de Sele
Posible once de Sele

“Óscar es inteligente para escoger a los jugadores y el tener la opción de llevar a tres por equipo y traer a algunos legionarios, pudo armar un once bastante atractivo y competitivo”, manifestó Wílmer López.

Este es el mismo sentir de Róger Flores, quien no les restó mérito a quienes defenderán los colores de la Nacional, pero cuestionó la necesidad de efectuar este choque ante un rival que tampoco tendrá a sus mejores hombres. “Si se ve el grueso de jugadores, de una u otra forma, pasaron por la Selección y están vigentes con Óscar Ramírez, como Randall Azofeifa, Johan Venegas y David Ramírez. El equipo es bueno, pero no veo necesario un juego en estas condiciones”, dijo Flores.

Por su parte, Harold Wallace puntualizó que algunos de estos seleccionados forman parte de la columna vertebral del equipo y pelean un cupo para los juegos eliminatorios, lo que hace que se les abra una nueva oportunidad para mostrar su nivel.

“Hay jugadores que ya participan con la base de legionarios y no se les puede menospreciar por jugar en nuestro medio, porque también tienen calidad. Los que están ante Venezuela no pueden hacer mal papel”, añadió.

Al parecer, Óscar Ramírez supo escoger sus fichas y tiene a su disposición el peso suficiente en su plantel para arriesgar y sacar un balance positivo hoy.