El técnico manudo señaló en conferencia que el penal desaprovechado marcó el destino del juego

Por: Patricio Altamirano 22 febrero, 2015

Redacción

Óscar Ramírez, técnico de Alajuelense
Óscar Ramírez, técnico de Alajuelense

El técnico de Alajuelense, Óscar Ramírez, catalogó como un trago amargo la falta de efectividad de su equipo en la derrota de este domingo ante Saprissa.

Pese a esto, el timonel se mostró esperanzado en que la definición manuda se "rompa" —como ante Cartaginés— el próximo jueves, cuando reciban al DC United por la Liga de Campeones de la Concacaf.

"Esto es de definición y en eso ellos fueron más efectivos, nosotros tuvimos las nuestras pero no lo logramos. Queríamos ganar. Podemos recuperar el campeonato, pero ahora viene lo de Concacaf, que es difícil, pero tenemos cuatro días para prepararnos", comentó el estratega en conferencia de prensa.

Para Ramírez, el trabajo en ataque es positivo, pero "el tema es meterla y eso es lo que tenemos que abocarnos, estamos produciendo pero no estamos siendo efectivos. Ante Cartago se rompió. Prefiero pasar este trago amargo y que el jueves se rompa", afirmó.

El "Macho" reconoció que durante la semana trabajaron en la definición, sin embargo reveló que la velocidad del balón sobre el terreno de juego, al estar mojado, les afectó.

Además, el técnico destacó que el penal desperdiciado por Álvaro Sánchez, al minuto 4, marcó el destino del resultado.

"Si metemos el penal, quién sabe de qué estaríamos hablando. Hasta el penal de ellos nuestra propuesta estaba bien fundamentada. Con el penal perdemos un poco el temas del mediocampo, el partido era de ida y vuelta, partido intenso igual a como va a ser concacaf", señaló.