Machillo admitió que fueron las variantes las que le dieron un nuevo aire a Alajuelense para poder sacar petróleo de la casa morada.

Por: German Matamoros S. 1 octubre, 2014

Redacción

Óscar Ramírez, técnico de Alajuelense.
Óscar Ramírez, técnico de Alajuelense.

Óscar Ramírez dijo que Alajuelense fue un equipo muy maduro en el clásico nacional y eso le permitió llevarse los tres puntos en la casa de su archirrival.

"Solo un equipo tan maduro como el que tenemos puede soportar esas situaciones de presión que vivimos", mencionó el técnico, en alusión a los primeros 20 minutos del partido, en los cuales Saprissa controló el balón y tuvo las mejores opciones de gol.

Machillo admitió que fueron las variantes las que le dieron un nuevo aire a Alajuelense para poder sacar petróleo de la casa morada.

"Sobre el final del partido nos tocaba asumir el rol que nos tocaba. Las variantes dan esa parte de oxígeno para buscar el partido, que lo llevamos inteligentemente donde queríamos y siento que es buen marcador para lo que esta parte del campeonato".

Ramírez, quien dedicó la victoria a Paul Mayorga, mencionó que hubo desatenciones en el encuentro que fueron corregidas a tiempo.

Por úlitmo, expresó que el regreso de Jonathan McDonald fue algo muy emotivo.

"Era importante para él, un partido difícil. No por venganza, sino como una rectificación y gracias a Dios que lo está haciendo bien".