Capitán florense afirmó que los goles ante la Liga fueron un deshogo para él por el mal momento que vivió su madre en el estadio

Por: Daniel Jiménez 2 octubre, 2015
El jugador Óscar Esteban Granados festeja uno de sus goles anotados a Alajuelense el pasado miércoles en el estadio Rosabal Cordero.
El jugador Óscar Esteban Granados festeja uno de sus goles anotados a Alajuelense el pasado miércoles en el estadio Rosabal Cordero.

Los goles de Óscar Esteban Granados con los que Herediano eliminó a Alajuelense del Torneo de Copa fueron un verdadero desahogo para el capitán rojiamarillo.

Granados contó que en un juego pasado, su mamá asistió por primera vez al estadio para verlo jugar y sufrió de insultos por parte de un aficionado.

"Un aficionado insultó muy feo a mi mamá, no sabía que era mi mamá y ella habló conmigo. Fue feo porque era la primera vez que venía al estadio y se va de esa manera, pero son cosas del fútbol, pero gracias a Dios esa persona que insultó a mi mamá se va alegre por mí", comentó el mediocampista tras sellar el boleto a la final de la Copa.

Por ese motivo, el volante festejó por todo lo alto sus dos dardos en el arco defendido por el arquero manudo Patrick Pemberton.

"Los goles son como un desahogo que tenía por lo sucedido en partidos anteriores, en los que trataba de esforzarme y no salían bien las cosas, hoy pude ayudar y fue un desahogo para mí y para mi mamá, que hace poco vino apoyarme y se fue molesta", agregó.

Además, el futbolista hizo énfasis en que los seguidores deben estar en todo momento con el club y en ocasiones cuando se está abajo en el marcador son parte importante para poder remontar.

"Hay que apoyar más en las malas que en las buenas, cuando vamos perdiendo tienen que apoyarnos el doble y gracias a Dios se pudo sacar el resultado", manifestó.

El florense puntualizó que ellos han tomado con mucho protagonismo el Torneo de Copa y por ese motivo quieren sellar su esfuerzo con el título.

"Le hemos dado mucha importancia a este campeonato, ahora queremos ganar la final. Creo que Alajuela es uno de los equipos más compactos y está bien dirigido, anotarle un gol cuesta mucho, creo que la intensidad que tuvimos en el segundo tiempo fue la clave", argumentó Granados.

El volante resaltó que la final es contra Cartaginés, un rival al que conoce bien y sabe de la rivalidad que hay entre ambos clubes.

"Otra final contra ellos, es una final con bastante rivalidad, va a ser bonito y ojalá que gane el mejor", concluyó.