Por: Danilo Jiménez 13 enero

La Sele prepara su debut para la Copa Centroamericana 2017 este viernes, animada por un piropo de grueso calibre que le lanzó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El abogado suizo de ascendencia italiana estremeció esta semana el planeta fútbol, al anunciar la decisión de ampliar de 32 a 48 el número de selecciones en un mundial.

El estreno sería en el 2026 con características y alcances que aún no están claros del todo, pero que de inmediato enlistaron en bandos opuestos a simpatizantes y detractores.

El primer mundo del fútbol lo considera una herejía, como bramaron casi de inmediato Alemania, España e Inglaterra, frente a la simpatía que despertó el acuerdo en Asia, África y Latinoamérica.

Infantino gambeteó los dardos que le lanzaron con una explicación que bien podríamos considerar como el piropo de más alto nivel recibido por la Sele desde el Mundial de Brasil 2014.

“Creo que el valor y la calidad del fútbol ha crecido de forma increíble en el mundo… No olvidemos, por ejemplo, que en el último Mundial dos grandes países históricos como Inglaterra e Italia fueron eliminados por Costa Rica, que no es conocida por ser una potencia del fútbol mundial”.

En su opinión, “esto demuestra que la calidad es mayor de lo que mucha gente dice o piensa”, en una reflexión que evidencia el respeto adquirido y la proyección planetaria de aquella gesta que nos tiró a la calle a celebrar.

La línea de regularidad mantenida, la continua salida de futbolistas al exterior y la proyección desde la base en las categorías Sub-15, Sub-17 y Sub-20, patentan el cambio logrado y nos vienen de maravilla esta tarde cuando iniciamos el reto de ganar la novena Copa Uncaf.

Este certamen se ha convertido en la presa favorita de la Selección en Centroamérica, al grado de que lo ganamos ocho veces (91, 97, 99, 2003, 2005, 2007, 2013 y 2014) y en otras tres terminamos subcampeones.

Machillo no arriesgará. Jugará la base de mayor rodaje, con Pemberton, Acosta, Umaña, Meneses, Calvo, Azofeifa, Guzmán y Venegas.

Tiene un par de 10 para escoger: Angulo o Aguilar; y explosión arriba con Ortiz y John Jairo Ruiz. La duda es el poco tiempo para hacer conjunto, pero, como otras veces, confiamos en la calidad y el nivel. Bah, que comience esto ya.