Un gran número de oficiales de la Fuerza Pública y de la seguridad privada estarán desde las 6 a. m. vigilando los sitios donde transiten los aficionados del Alajuelense y Saprissa.

Por: Gabriel Vargas B. 19 febrero, 2014
Esta tarde se definió que 1.000 efectivos de seguridad estarán presentes en el clásico
Esta tarde se definió que 1.000 efectivos de seguridad estarán presentes en el clásico

El operativo de seguridad para el partido del próximo domingo entre Alajuelense y Saprissa, el de mayor rivalidad y el que mayor número de aficionados moviliza en el fútbol de Costa Rica, tendrá como objetivo primordial que las barras bravas no ingresen al Estadio Nacional.

Así lo manifestó el gerente general de la institución manuda, Santiago Aguilar, quien puntualizó que la meta es que el resto de los parciales que se acerquen al recinto de La Sabana disfruten "tranquilamente" el partido.

Para cumplir con lo anterior, hoy se estableció en el congreso de seguridad del clásico que unas 1.000 personas trabajarán en lo que concierne al tema.

"Desde las seis de la mañana habrá 425 efectivos de la Fuerza Pública distribuidos en diferentes partes de la capital monitoreando el movimiento de los aficionados. Luego, minutos antes del partido, se trasladarán al estadio para reforzar la seguridad dentro del inmueble", dijo Aguilar.

A estos se sumarán 225 miembros de la seguridad privada, 75 ayudantes (no tienen permiso para trabajar como tales), 95 cruzrrojistas y los oficiales de tránsito.