15 mayo, 2015

El técnico Odir Jacques ya sabe lo que es ganarle una final a Óscar Macho Ramírez.

Sucedió hace tres décadas, precisamente la última vez que el Herediano derrotó a Alajuelense en una serie por el cetro .

Entonces, Odir había llegado como técnico emergente al banquillo del cuadro florense en 1985, mientras que Ramírez venía de ser bicampeón como jugador con los rojinegros.

Curiosamente, el primer cetro que festejó Ramírez como futbolista fue un año después de debutar en la máxima categoría, en 1983, y de la mano de Odir Jacques, quien llegó al banco manudo a sustituir a Max Villalobos.

Estrella rojiamarilla. En la temporada de 1985, Alajuelense ganó de forma solvente las cuatro vueltas de aquel torneo y el Team se dejó la pentagonal.

Por reglamento, al ganar la Liga la primera fase del certamen, quedó sembrado para la final y, de repetir en la segunda ronda, era el campeón. No obstante, los florenses se impusieron y forzaron a la final.

La pentagonal la disputaban los mejores cinco equipos del campeonato.

Odir Jacques, ayer, junto al preparador físico Marcelo Emanuel y el jugador Elías Aguilar, en el Eladio Rosabal Cordero. | JUAN DIEGO VILLARREAL
Odir Jacques, ayer, junto al preparador físico Marcelo Emanuel y el jugador Elías Aguilar, en el Eladio Rosabal Cordero. | JUAN DIEGO VILLARREAL

El cetro se lo dejó el Herediano de Odir con dos victorias de 1-0, tanto en el antiguo Estadio Nacional, donde se jugó el primer compromiso, como en el reducto del Alejandro Morera.

Las anotaciones de los florenses fueron del uruguayo Jorge Rivaga y el defensor Miguel Lacey.

“Aquella fue una bonita final, pero ahora solo quiero pensar en mi equipo. Fue hace mucho tiempo”, comentó Odir, consultado por la recordada victoria.

Por cierto, en dicha final Jacques cambió al meta titular del campeonato, Raúl Rodríguez, por un joven José Alexis Rojas, quien jugó la pentagonal y salió campeón en el equipo estelar.

El goleador Claudio Jara recordó que “un joven Óscar Ramírez jugó aquella final”.