Timonel utilizó a Cubero, Granados y Azofeifa en una misma formación

Por: Esteban Valverde 11 febrero, 2016

Odir Jacques, técnico del Herediano, demostró ante la UCR que no le tiembla el pulso a la hora de sorprender con su planteamiento táctico.

Frente a los académicos, Odir usó a tres volantes de contención desde el inicio: Rándall Azofeifa, Esteban Granados y José Miguel Cubero. Azofeifa cumplió funciones de mixto, mientras que Cubero y Granados fueron los recuperadores.

Pero, ¿funcionó el experimento? Para el estratega y los protagonistas, se obtuvieron resultados positivos.

“Había curiosidad por la situación de los tres del medio, pero al final yo termino tranquilo, me parece que pueden jugar los tres al mismo tiempo y quedó demostrado. Nosotros en el campeonato pasado, con Azofeifa y Granados, alcanzamos entre 13 y 14 goles, eso demuestra que tenemos jugadores defensivos con proyección al ataque”, afirmó Jacques.

En la aplicación, la oportunidad de contar con tres hombres de marca en el medio del campo le da mucha libertad al volante creativo, con lo que frente a la Universidad Yosimar Arias tuvo espacio para crear juego sin problema.

Alineación Herediano
Alineación Herediano

“Granados y yo contamos con la libertad de irnos al frente, pero hay que tener claro que también estamos para darle mayor facilidad al trabajo de Yosimar, por dicha logramos administrar así el ataque”, describió Azofeifa.

Otra ventaja que brinda poblar de recuperadores el centro del campo es que hay muchas facilidades para los laterales.

De esa forma, José Sánchez y Johan Condega suben sin preocupación al ataque.

“El mejor ejemplo es el primer gol, una pared de Granados y Johan antecede el gol de Hansen. No por tres contenciones se es defensivo, todo está en cómo se aplique la táctica”, añadió Randall.

Volvieron los cinco delanteros. Como sucedió ante Cartaginés, al tener un resultado adverso Odir buscó remontar el marcador con cinco hombres.

El timonel quitó tres mediocampistas para incluir a Antonio Pedroza, a Wálter Silva y a Yendrick Ruiz, mientras que en el terreno de juego ya tenía a Víctor Núñez y a Jonathan Hansen.

“Sabemos que siempre se corren riesgos cuando el marcador no es el idóneo, así es Odir, pero nosotros ya tenemos asimilada esa idea y trabajamos para lograr plasmar lo que él quiere”, concluyó Rándall Azofeifa.

Ahora viene un reto complicado para los florenses, con Alajuelense en la mira. El entrenador rojiamarillo ya demostró que no le tiembla el pulso para intentar comenzar ganando los encuentros desde la pizarra.