El estratega brindó su última rueda de prensa previa a la final de este sábado a las 8 p. m. en el Rosabal Cordero

Por: Daniel Jiménez 22 mayo, 2015

Pausado, con sentido del humor y seguro. Así se mostró el abuelo de 69 años que está a las puertas de convertirse en el técnico campeón nacional.

El experimentado estratega dio un discurso de cero confianza en el equipo, pese a que cerrará la final frente a la Liga ante su gente en el estadio Rosabal Cordero, el sábado a las 8 p. m.

Para Jacques solo se sacó un simple empate en el Morera Soto y, si bien hay buen ambiente en el camerino, no se habla de triunfalismo.

"No se ha ganado nada, él tenía su sistema, yo el mío. El juego terminó empatado, lo que hicimos allá funcionó, ahora hay que respetar el adversario. No hay el más mínimo menosprecio, tenemos que luchar todo el partido, respetamos a la Liga, el equipo está seguro, pero no está confiado", comentó Jacques.

— Daniel Jiménez (@DaniJ_cr) Mayo 22, 2015

Jacque aseguró que en camerino se respira tranquilidad, aunque Cristian Montero y Yendrick Ruiz se perderán el partido por lesión.

— Daniel Jiménez (@DaniJ_cr) Mayo 22, 2015

"El equipo está en perfectas condiciones salvo un par de jugadores que están lesionados. Los cinco partidos anteriores que he jugado lo he hecho con base en las características de los jugadores y ahí ha estado la clave", añadió el estratega.

Sobre su estilo de juego de ofensivo puntualizó que no es como la gente cree, sino que tiene que pensar la estrategia que utilizará para el juego de la final, más allá de su conocida vocación ofensiva.

Odir Jacques camina sobre la gramilla del Eladio Rosabal Cordero durante su primer entrenamiento.
Odir Jacques camina sobre la gramilla del Eladio Rosabal Cordero durante su primer entrenamiento.

"Todavía es prematuro decir que voy a ser precavido, yo quiero ganar el título y tengo que formar un equipo ofensivo, sería lo más normal. Quiero un equipo bien acomodado en el terreno de juego, la gente cree que yo pongo cinco o seis jugadores adelante, pero planifico bien antes", agregó.

Sobre el invicto, Odir fue claro en que es algo en que no piensa tanto, pues a su criterio el grupo se podría centrar en algo que no es la final.

"Por circunstancias de juego y trabajo he logrado mantener el invicto de cinco juegos, estoy tranquilo porque tengo material humano para atacar y defender, puedo aplicar cualquier sistema para mañana", citó.

De los fallos del portero Leonel Moreira manifestó que no se los volverá a permitir, luego de que el meta rojiamarillo fallara en la semifinal ante Santos y en la final contra la Liga en los primeros minutos de los juegos. "Si mañana pasa eso lo voy a agarrar de las orejas porque no puede ser".

Jacques finalizó la rueda de prensa insistiendo en que tiene un equipo versátil para jugar con cualquier sistema, sea ofensivo o defensivo.

"Hace cambios de ritmo, el equipo de nosotros maneja cualquier sistema, el cuadro de nosotros está muy bien preparados para mañana. Va a ser una final emocionante, nos jugamos los seis meses mañana", concluyó.